Actualizado 24/06/2022 18:43

El Tribunal Supremo de EEUU revoca el derecho constitucional al aborto

Archivo - El Tribunal Supremo de EEUU
Archivo - El Tribunal Supremo de EEUU - Michael Brochstein/ZUMA Wire/dpa - Archivo

El estado de Misuri se convierte en el primero suspender la práctica tras la decisión con la activación de una ley automática

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha eliminado el derecho constitucional al aborto en el país tras anular, tal y como se filtró a principios de mes, el fallo Roe contra Wade que reconoció por primera vez el derecho de las mujeres al aborto sin restricciones durante el primer trimestre del embarazo, un precedente legal que se lleva usando en el país desde 1973.

La decisión ha sido adoptada con el voto a favor de los seis jueces conservadores y el rechazo de los tres magistrados liberales del alto tribunal.

Al eliminar el carácter de derecho constitucional, el fallo del Supremo da vía libre a los estados para ejecutar su prohibición, en medio de una disputa sobre una ley de 2018 aprobada por la legislatura republicana de Mississippi para prohibir los abortos después de las 15 semanas.

En este sentido, los legisladores de más de una veintena de estados bajo el mandato del Partido Republicano tienen preparados ya proyectos de ley que prohibirían o restringirían el aborto en el momento en que Supremo anulara Roe contra Wade, según explicaron al principios de mes fuentes judiciales al periódico 'The New York Times'.

Trece de ellos tienen preparadas ya las llamadas "leyes de activación automática" para restringir o prohibir el derecho al aborto en el mismo momento en que el Supremo anule el fallo con una decisión que, denuncian sus críticos, no se corresponde con las encuestas entre la opinión pública de Estados Unidos.

Misuri ha sido el primero de ellos a través de un comunicado de su fiscal general, Eric Schmitt, en su cuenta de Twitter. "Tras el fallo del Supremo, Misuri acaba de convertirse en el primer estado del país en poner fin de manera efectiva al aborto a través de esta opinión firmada por la Fiscalía General", ha anunciado en la red social. "Este es un día monumental para la santidad de la vida", ha añadido. El gobernador del estado, Mike Parson, ha ratificado la activación de la ley.

Según un sondeo del mes pasado preparado por la Escuela de Gobierno Harvard Kennedy y la Universidad de Texas, un 62,3 por ciento de los encuestados se opuso a anular Roe contra Wade y solo el 37,8 por ciento de los consultados se mostraba partidario de su anulación, de acuerdo con los resultados publicados por SCOTUSBlog, uno de los portales más destacados de información sobre el Tribunal Supremo.

En lo que a orientación política se refería, un 59,2 por ciento de los votantes declarados republicanos se mostraba a favor de la revocación, mientras que un 40,8 de los simpatizantes de este partido se mostraba a favor de mantener la situación tal y como estaba.

Después de Misuri, el fiscal general republicano de Texas, Ken Paxton, ha anunciado también que el aborto ahora es ilegal en todo el estado como resultado del fallo del Supremo, merced a su propia ley automática, que será ratificada por el gobernador del estado, Greg Abbott.

REACCIONES

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump, y el líder de la minoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, han aplaudido la decisión del Tribunal Supremo, una instancia con mayoría de jueces conservadores gracias a los cambios instaurados a lo largo del mandato presidencial del magnate estadounidense, gracias a las maniobras de su mano derecha en el Congreso norteamericano.

"Esto es seguir la Constitución y devolver los derechos cuando deberían haberse otorgado hace mucho tiempo", ha manifestado Trump en declaraciones a Fox News sobre un fallo "que va a funcionar para todos y devuelve a los estados las competencias que siempre les han pertenecido".

McConnell, por su parte, ha aplaudido una decisión "tan valiente como correcta" en una victoria "para la población más vulnerable" gracias a las decisiones de Trump para elegir a los jueces conservadores Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, que han votado por la anulación de Roe contra Wade, como han hecho también el presidente del Tribunal Supremo John Roberts, el juez Samuel Alito y el juez Clarence Thomas.

Los jueces Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elana Kagan, todos designados por demócratas, discreparon de la opinión mayoritaria.

El líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, también ha aplaudido un dictamen que "salvará innumerables vidas inocentes".

"La Corte Suprema tiene razón a la hora de devolver a los estados y a sus representantes electos el poder de proteger a los no nacidos. Vamos a trabajar para seguir rechazando estas políticas extremas que permiten el aborto tardío con el dinero del contribuyente", ha añadido en una declaración recogida por la cadena NBC.

El exvicepresidente Mike Pence, uno de los grandes representantes del conservadurismo evangélico en el Partido Republicano, también ha aplaudido la decisión. "Hoy ganó la vida", ha hecho saber Pence. "Felicito a la mayoría de los jueces por atenerse al coraje de sus convicciones", ha añadido.

Mientras los medios estadounidenses van informando de una próxima comparecencia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para hablar sobre la cuestión, la presidenta de la Cámara de Representantes y líder del Partido Demócrata en la cámara baja del Congreso, Nancy Pelosi, ha criticado el fallo del Supremo por lograr un "objetivo oscuro y extremo" sembrado por la anterior administración republicana.

"Gracias a Donald Trump, a Mitch McConnell, al Partido Republicano y a su mayoría en el Tribunal Supremo, las mujeres estadounidenses de hoy tienen menos libertad que sus madres", escribió en un comunicado.

También grupos por la defensa del derecho al aborto como el Instituto Guttmacher, han criticado a los "ideólogos antiabortistas" del Supremo por "desatar la incertidumbre y el dolor sobre las personas que no piden nada más que ejercer su derecho fundamental a la autonomía corporal", según su presidenta y directora general, la doctora Herminia Palacio.

La ONG Human Rights Watch (HRW) también ha criticado el fallo y recordado que "el acceso al aborto es fundamental para garantizar muchos derechos humanos fundamentales, incluido el derechos a la vida y a la seguridad de la persona; privacidad; no discriminación; y libre de crueldad, tratos inhumanos o degradantes, entre otros", según ha hecho saber su directora adjunta y responsable de la división para los derechos de la mujer, Amanda Klasing.

"Todos estos derechos están reconocidos en el derecho Internacional a través de tratados ratificados por Estados Unidos", ha añadido.

Para Amnistía Internacional, el fallo del Supremo representa "un triste hito en la historia del país", en palabras de la responsable de Amnistía Estados Unidos para asuntos del Gobierno, Tarah Demant.

"Los millones de personas que pueden quedarse embarazadas en Estados Unidos se enfrentan a un futuro en el que no podrán tomar decisiones profundamente personales que afectan a su cuerpo, su futuro y el bienestar de sus familias. Esta resolución afecta a todas y cada una de las personas en Estados Unidos, con independencia de su capacidad de tener un embarazo", ha lamentado.

Para Amnistía, lo ocurrido es "el resultado de varias décadas de una campaña dirigida a controlar los cuerpos de mujeres, niñas y demás personas susceptibles de quedarse embarazadas, y prepara el terreno para la adopción de una legislación estatal sin precedentes para penalizar el aborto", avisa la ONG.

680570.1.260.149.20220624162551
Vídeo de la noticia

Más información