La tripulación del 'Sea Watch 3' avisa de que la situación de los migrantes a bordo es ya insoportable

420701.1.644.368.20190106230705
Vídeo de la noticia
Publicado 06/01/2019 23:07:05CET

LA VALETA, 6 Ene. (DPA/EP) -

La situación de los 32 migrantes que permanecen a bordo del 'Sea Watch 3', a la espera de que el buque de salvamento marítimo consiga un puerto seguro al que llevarlos, es ya insoportable, según ha denunciado este domingo la tripulación.

El capitán del 'Sea Watch 3', Anne-Paul Lancel, ha contado en una rueda de prensa por videoconferencia con La Valeta que muchos migrantes sufren deshidratación, mientras que otros han perdido el apetito.

"El barco no deja de balancearse y están empezando a vomitarse encima los unos a los otros. Este es el peor escenario", ha comentado, por su parte, la portavoz de la ONG alemana Gerogia Linardi.

Lancel se ha mostrado seguro de que algunos migrantes no podrán sobrevivir mucho más en esta situación, reclamando una vez más la ayuda de los gobiernos europeos.

El Papa Francisco se ha unido este domingo a esta petición. "Hago un serio llamamiento a los jefes de Estado y de Gobierno de Europa para que muestren su solidaridad concreta haciéndose cargo de esta gente", ha dicho en el Ángelus.

El 'Sea Watch 3' rescató el 22 de diciembre a 32 migrantes frente a las costas de Libia y unos días después otro buque de otra ONG alemana, Sea Eye, rescató a 17 más en la misma zona.

En los últimos días, Malta ha permitido a los barcos entrar a sus aguas territoriales para protegerse del fuerte temporal en alta mar, pero mantiene la prohibición de atracar en sus puertos.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha explicado este domingo en una entrevista en One Radio que acoger a estos 49 migrantes sentaría un mal precedente porque convertiría a Malta en el centro de desembarque del Mediterráneo.

Por su parte, el ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, ha reiterado que los puertos italianos tampoco acogerán a los buques de rescate de las ONG. "Un 80 por ciento menos de llegadas a Italia en 2018, ahora el tráfico de seres humanos apunta hacia España", ha escrito en Twitter, destacando el éxito de su política migratoria.

Salvini mantiene así el pulso con el otro viceprimer ministro, Luigi di Maio, que el viernes pidió a Malta que permitiera desembarcar a los 49 migrantes, ofreciéndose a acogerlos en Italia hasta llegar a un acuerdo de reparto con otros países europeos.

La cuestión migratoria es fuente de constantes fricciones entre el Movimiento 5 Estrellas de Di Maio y la Liga de Salvini, que forman el Gobierno de coalición italiano, aunque los enfrentamientos públicos entre ambos líderes no son habituales.

Desde que Malta e Italia mantienen cerrados sus puertos a los migrantes rescatados en el Mediterráneo por las ONG, cada caso se ha resuelto con acuerdos puntuales entre países, a la espera de que se pacte una reforma de la política migratoria de la UE.

Contador