Trump aplaza la deportación de un exmiembro del INLA tras presiones por parte de demócratas y republicanos de Nueva York

Publicado 03/12/2019 3:47:05CET
Una joven pasea por las calles de Belfast (Irlanda del Norte).
Una joven pasea por las calles de Belfast (Irlanda del Norte). - REUTERS / PAUL MCERLANE - Archivo

WASHINGTON, 3 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha paralizado este lunes la deportación del exmilitante del Ejército Irlandés de Liberación Nacional (INLA) Malachy McAllister, condenado por crímenes durante el conflicto armado que tuvo lugar entre las décadas de los 70 y 80 entre Reino Unido y los independentistas católicos irlandeses que buscaban la unión con la República de Irlanda.

McAllister fue condenado en Irlanda del Norte por servir como vigilante en un ataque a una comisaría del país en 1981 y además fue declarado culpable de conspirar para asesinar a otro oficial de Policía. Tras siete años encarcelado, se le otorgó la libertad anticipada en 1985. Tres años más tarde se marchó a Canadá con su familia, donde se les negó asilo. En 1996, entraron en Estados Unidos con visados de turista, pero en 1999 se ordenó sus deportaciones.

La Junta de Apelaciones de Inmigración ordenó su deportación en 2003, que fue ratificada en 2006, por participar en actividades terroristas. Sin embargo, la hermana de Donald Trump, Maryanne Trump Barry --que por aquel entonces era juez en la corte-- ha sido una de las voces que ha pedido que McAllister y su familia permanezcan en Estados Unidos.

Pese a un cambio restrictivo en la política de inmigración en 2017 y a que McAllister debería haber ser deportado hace una semana, representantes republicanos y demócratas de Nueva York han estado presionando para que pueda permanecer en el país debido a su implicación y reinserción en la comunidad.

En ese sentido, el representante del Partido Demócrata Eliot Engel ha defendido que "pasase lo que pasase en Belfast", McAllister "es una persona diferente ahora".

Por su parte, el congresista republicano Peter King llamó al presidente para hacerle ver que McAllister, propietario de un negocio de construcción, merecía una segunda oportunidad. Ante esto, una fuente del Departamento de Seguridad ha informado de que el exmiembro del INLA ha recibido, "en un acto de generosidad de Trump", un aplazamiento de seis meses, a la espera de que se solucione su situación de manera definitiva.

El INLA es una escisión del Ejército Republicano Irlandés Oficial (IRA). Fundado en 1974, llevó a cabo su mayor actividad armada hasta principios de la década de los 80. En 1983 fue declarado organización terrorista tanto por la República de Irlanda, como por parte de Reino Unido.

En 1998 llamó a un alto al fuego tras aceptar el Acuerdo del Viernes Santo, en el que los gobiernos británico e irlandés, así como la mayoría de partidos políticos norirlandeses, intentaban poner fin al conflicto armado de Irlanda del Norte.

Contador