Trump asegura que EEUU avanza con México hacia un acuerdo comercial, pero advierte a Canadá

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
REUTERS / JOSHUA ROBERTS
Publicado 11/08/2018 4:34:34CET

WASHINGTON, 11 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado este viernes que Estados Unidos y México avanzan en un acuerdo comercial y ha advertido a Canadá de que impondría aranceles a sus exportaciones de vehículos si no logra un entendimiento.

"El acuerdo con México marcha bien. Los trabajadores del sector del sector del automóvil y agrícola deben ser protegidos o no habrá acuerdo. EL nuevo presidente de México ha sido un caballero", ha señalado Trump a través de su cuenta en la red social Twitter.

El mandatario estadounidense ha añadido que Canadá "debe esperar" para volver a la mesa de negociaciones. "Sus tarifas y barreras comerciales son muy altas. ¡Vamos a imponer aranceles si no podemos llegar a un acuerdo!", ha aseverado.

Las conversaciones entre Estados Unidos y México sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se reanudarán la próxima semana, mientras los trabajadores de la industria automotriz han afirmado este viernes que surgieron nuevos puntos de conflicto sobre la amenaza de Trump de imponer fuertes aranceles al sector.

Funcionarios del sector automotor familiarizados con las conversaciones han afirmado que el Gobierno de Trump quiere tener la capacidad de imponer impuestos por razones de seguridad nacional sobre la futura producción mexicana de nuevas plantas de ensamblaje y de piezas de automóvil.

Las fuentes han comentado que los negociadores de Estados Unidos esencialmente acordaron que un nuevo TLCAN eximiría a las actuales plantas de automóviles mexicanas de cualquier arancel relacionado con la "Sección 232" que pudiera imponer Trump.

Sin embargo, los negociadores de Washington no quieren aplicar las mismas garantías a las nuevas plantas mexicanas, según los funcionarios, ya que la potencial amenaza de aranceles de un 25 por ciento desalentaría la nueva inversión automotriz en México para atender al mercado estadounidense.

El Departamento de Comercio estadounidense lanzó en mayo una investigación sobre si las importaciones de vehículos, camiones y autopartes planteaban riesgos de seguridad nacional, invocando la misma ley comercial de 1962 con la que justificó aranceles más amplios sobre el acero y el aluminio, incluyendo los impuestos a México y Canadá.

Funcionarios del Gobierno estadounidense y asesores en el Congreso han dicho que la investigación sobre impuestos a los automóviles, como las de los metales, busca en parte obtener concesiones durante las actuales renegociaciones del TLCAN.

ASUNTOS A SOLUCIONAR

El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, ha anunciado este viernes en Washington que las conversaciones con el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, continuarán la próxima semana pero que aún había que trabajar muchos temas bilaterales antes de la reincorporación de Canadá a las negociaciones.

Guajardo ha asegurado que el regreso a las renegociaciones de Canadá, el tercer socio del TLCAN, dependería de resolver asuntos bilaterales en "los próximos días o semanas".

Los temas que México y Estados Unidos están discutiendo incluyen el porcentaje de componentes de un vehículo que se debe fabricar en América del Norte para evitar el pago de aranceles, y cuántos automóviles y camiones se tienen que producir en plantas que paguen salarios más altos.

Ambos países están en la tercera semana de reuniones para resolver temas bilaterales en el TLCAN, sin Canadá, después de que las negociaciones entre los tres socios se estancaran en junio.