Trump dice que no quiere abandonar a Arabia Saudí pese a su posible implicación en el Jashogi

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
REUTERS / CARLOS BARRIA
Publicado 17/10/2018 18:02:26CET

WASHINGTON, 17 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha indicado este miércoles que no quiere abandonar a Arabia Saudí, a pesar de las crecientes sospechas sobre la implicación de las autoridades saudíes en la desaparición del periodista saudí Yamal Jashogi el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul.

"No quiero hacer eso", ha dicho Trump en una entrevista concedida a Fox Business, interrogado sobre si Estados Unidos dejará tirado a su principal aliado en el Golfo. "Necesitamos a Arabia Saudí en términos de nuestra lucha contra todo tipo de terrorismo, con todo lo que está pasando en Irán y en otros lugares".

Trump ha confiado en que la investigación funcionará y en este sentido ha revelado que ha pedido a Turquía que le muestren el audio y el vídeo que, según informaciones periodísticas, tienen los servicios de Inteligencia turcos sobre lo ocurrido en el interior del consulado saudí en Estambul. "Llegaremos al fondo de todo esto", ha afirmado y ha augurado que a final de semana se sabrá qué pasó.

En cualquier caso, ha expresado su deseo de que "ni el rey ni el príncipe heredero supieran nada", si finalmente se confirma que Jashogi fue asesinado a manos de las autoridades saudíes. "Esto es un gran factor ante mis ojos", ha subrayado Trump.

Ya afirmó el martes en Fox News que "sería malo" que el rey Salmán y el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, tuvieran información sobre el supuesto asesinato de Jashogi. Trump ha hablado por teléfono con ambos y los dos le han asegurado que desconocen qué ha sucedido con el periodista.

En los últimos días, el mandatario norteamericano ha pasado de una firme defensa de Arabia Saudí, basada en parte en la "rotundidad" de la negativa de Riad, a contemplar la eventual responsabilidad de las autoridades saudíes en la desaparición y posible muerte de Jashogi.

GESTIONES DE POMPEO

El secretario de Estado, Mike Pompeo, que ha viajado a Riad y Ankara para intentar arrojar luz sobre este asunto, ha reiterado este miércoles al presidente y al ministro de Exteriores de Turquía, Recep Tayyip Erdogan y Mevlut Cavusoglu, respectivamente, la oferta de Estados Unidos para ayudar en las pesquisas.

Agentes turcos y saudíes realizaron el lunes una inspección conjunta del consulado saudí de Estambul. Erdogan ha contado que parte del material recogido tiene una capa adicional de pintura, lo que sugiere que se habría hecho una limpieza exhaustiva.

Este miércoles, los investigadores turcos han realizado una segunda inspección que, según un fotógrafo de Reuters, se ha centrado en el patio trasero. Además, policías y forenses turcos han registrado este mismo miércoles la residencia del cónsul saudí, que se encuentra en Riad.

Estos registros se han llevado a cabo con el permiso de las autoridades saudíes. El propio Erdogan ha asegurado este miércoles a Pompeo que "los saudíes están cooperando". "Ha habido un par de días de retraso pero (los turcos) parecen muy confiados de que los saudíes les permitirán hacer lo que necesiten para completar su exhaustiva investigación", ha dicho el secretario de Estado a la prensa tras abandonar Turquía.

DESAPARICIÓN DE JASHOGI

Jashogi, conocido crítico de las autoridades saudíes que colaboraba como columnista en el 'Washington Post', desapareció en el consulado de Estambul, donde acudió para tramitar los papeles para poder casarse con su pareja, a la que no dejaron pasar.

Arabia Saudí ha negado cualquier implicación en la desaparición de Jashogi, pero las primeras pesquisas apuntan a que nunca salió de la oficina consular. Según fuentes policiales citadas por la prensa turca, fue asesinado, desmembrado y sacado por partes del consulado y del país.

Contador