Trump se plantea el despido del presidente de la Reserva Federal por subir los tipos de interés

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell.
FED - Archivo
Publicado 22/12/2018 9:17:18CET

NUEVA YORK, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó a discutir abiertamente la posibilidad de despedir al presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Jerome Powell, después de que éste anunciara una subida de los tipos de interés, según han informado a Bloomberg, citada a su vez por la agencia Reuters, fuentes próximas a la cuestión.

No obstante, los asesores de Trump esperan que el presidente, que ya ha sido avisado de que el despido de Powell sería "una catástrofe", no emprenda medida alguna contra Powell y que su ira "se disipe durante las vacaciones de Navidad", según han explicado las mismas fuentes.

Cualquier intento por parte de Trump de expulsar a Powell tendría efectos potencialmente devastadores en los mercados financieros, socavando la confianza de los inversores en la capacidad del banco central para guiar la economía estadounidense sin interferencia política.

Los portavoces de la Casa Blanca han declinado hacer comentarios, al igual que la portavoz de la FED, Michelle Smith.

Además, no se sabe exactamente cuánta autoridad legal tiene el presidente para despedir a Powell. La Ley de la Reserva Federal sí dice que los gobernadores pueden ser "destituidos por causa del presidente". Sus decisiones de personal se extienden a la FED, pero las reglas exactas sobre el despido son legalmente ambiguas.

Tal medida representaría un desafío sin precedentes para la independencia de la Reserva Federal. Aunque Powell fue nominado por el presidente, su designación parte de la idea de que la FED actúa con total independencia de la Casa Blanca. La separación entre el Gobierno y la política nacional monetaria es interpretada como un símbolo de confianza.

A la subida de los tipos -- hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5% -- se añade el tumultuoso derrotero de los mercados bursátiles, que han registrado su peor semana desde 2011, con un descenso en el índice S&P 500 del 7,1%. Trump ha atribuido gran parte de la culpa a la FED y llegó a decir en octubre que la reserva se "moría de ganas" por elevar los tipos.

Contador