El TSE de Bolivia rechaza las impugnaciones de la oposición contra un cuarto mandato de Morales

Evo Morales
REUTERS - Archivo
Publicado 15/12/2018 16:55:45CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La candidatura del presidente boliviano Evo Morales para un cuarto período consecutivo al frente del país ha superado el último escollo legal, al rechazar este viernes el Tribunal Supremo Electoral (TSE) las impugnaciones presentadas por diversos grupos de oposición.

Morales inscribió el 29 de noviembre su candidatura para un cuarto mandato a las elecciones generales de enero del próximo año como representante del partido de izquierda Movimiento al Socialismo (MAS).

"De las 21 demandas de inhabilitación presentadas, 20 fueron rechazadas y una fue admitida (y luego) ha sido declarada improbada", ha argumentado el tribunal en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter.

La habilitación definitiva de la nueva candidatura de Morales ocurre mientras aumentaban los grupos que participan en la huelga de hambre iniciada el jueves por activistas de comités cívicos de varias ciudades, contra el proceso electoral.

Al margen de esas protestas, Morales y su vicepresidente Álvaro García tienen abierto el camino para concurrir a las elecciones primarias del 27 de enero, rumbo a las generales de octubre de 2019.

Tanto para el binomio oficialista como para las otras siete candidaturas, las primarias serían sólo un trámite porque en todos los casos los partidos han registrado candidaturas únicas.

Según el comunicado oficial, 11 de las impugnaciones presentadas a la autoridad electoral estaban dirigidas contra el binomio oficialista y argumentaban principalmente que esa candidatura viola el artículo de la constitución que prohíbe más de una reelección consecutiva.

En su resolución original de habilitación de la candidatura de Morales, el TSE había justificado la semana pasada que el cuestionado artículo de la Constitución estaba sin vigencia como consecuencia de una sentencia del Tribunal Constitucional, afín a Morales, que dictaminó que el límite de dos periodos para el mandato presidencial era una violación a los "derechos humanos" y le permitió una nueva candidatura.

El fallo del Constitucional ya causó consternación el año pasado porque supone anular el resultado de una consulta popular de 2016 en la que un 51 por ciento de los votantes bolivianos se negó a enmendar la Carta Magna para despejar el camino a Morales hacia la reelección indefinida.

El TSE apuntó que, en gran parte, las impugnaciones fueron rechazadas porque los demandantes "no acreditaban militancia" del partido político afectado.