Turchinov y Yatseniuk se comprometen a apoyar una mayor descentralización y respeto para el idioma ruso

Publicado 18/04/2014 19:11:05CET

KIEV, 18 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente en funciones de Ucrania, Oleksander Turchinov, y el primer ministro Arseni Yatseniuk, se han comprometido este viernes en una intervención conjunta a impulsar una reforma constitucional que contemple otorgar mayores competencias a los consejos regionales y reforzar el respeto al idioma ruso, una de las principales demandas de los activistas prorrusos sublevados en el este del país.

"El Gobierno ucraniano está dispuesto a acometer una reforma constitucional integral que fortalezca las competencias de las regiones", ha afirmado Yatseniuk. En concreto, las autoridades locales tendrán poderes ejecutivos y serán elegidas directamente por la población de cada región, cuando ahora son designadas desde Kiev, ha explicado el primer ministro.

"Vamos a fortalecer el estatus especial del idioma ruso y a protegerlo", ha añadido Yatseniuk. Millones de ucranianos, incluidos muchos que no se consideran rusos desde el punto de vista étnico, utilizan el idioma ruso como primera lengua y piden que se les permita su empleo en gestiones oficiales en las regiones en las que los rusoparlantes son mayoría. La actual Constitución incluye ya ciertos privilegios para el ruso y otros idiomas, pero el ucraniano es el único idioma oficial del Estado.

Desde la destitución en febrero del presidente prorruso Viktor Yanukovich, los rusoparlantes temían una corriente recentralizadora, en particular tras el auge de los nacionalistas ucranianos, que incluso intentaron, sin éxito, tramitar una reforma constitucional para acabar con las prerrogativas del ruso.

Este mismo viernes se ha impulsado una nueva iniciativa legislativa para sacar adelante las reformas comprometidas por Turchinov y Yatseniuk, pero el Partido de las Regiones, cuyo principal sustento radica en el este rusoparlante, ha impedido su aprobación por unanimidad porque las considera insuficientes y reivindica que el ruso tenga el mismo reconocimiento institucional que el ucraniano.

El propio Turchinov ha manifestado su insatisfacción por el hecho de que no haya prosperado esta iniciativa y ha apelado a los sentimientos fraternales de los ucranianos aprovechando las actuales festividades religiosas. "Pedimos a todos los ciudadanos que tiendan las manos, eviten acciones radicales y huyan del lenguaje del odio", ha apelado.

El mandatario ha destacado que aspira a una "Ucrania unitaria", una expresión que en ucraniano combina la promesa de una mayor descentralización con el rechazo a una estructura federal como la defendida desde ciertas posiciones prorrusas.

Para leer más