Publicado 27/12/2021 14:31CET

Turquía dice que Moscú acogerá la primera reunión con Armenia para intentar normalizar relaciones

Archivo - El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu
Archivo - El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha anunciado este lunes que la primera reunión entre delegaciones de Turquía y Armenia para la normalización de las relaciones entre ambos países tendrá lugar en la capital de Rusia, Moscú, sin que por el momento haya una fecha fijada.

"Nuestra impresión es que la primera reunión tendrá lugar en Moscú, tal y como desea Armenia", ha dicho Cavusoglu, quien ha agregado que Ankara quiere que las comunicaciones tengan lugar "de forma directa", según ha informado la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

"Tenemos enviados especiales nombrados de forma mutua para hablar directamente", ha sostenido, antes de defender la necesidad de fijar una 'hoja de ruta' de cara a la normalización de las relaciones, lo que será el primer punto en la agenda de las reuniones.

Asimismo, ha desvelado que próximamente arrancarán los vuelos chárter directos y ha agregado que Ankara aborda estas conversaciones de normalización en consulta y coordinación con las autoridades de Azerbaiyán, en el marco de las tensiones entre Ereván y Bakú en torno a la región de Nagorno Karabaj.

El ministro turco ha recordado los intentos en 2009 para normalizar las relaciones bilaterales y ha hecho hincapié en que "se deben dar nuevos pasos para normalizar las relaciones". "Esto será importante para la estabilidad, paz y prosperidad del Cáucaso", ha zanjado Cavusoglu.

Turquía nombró el 15 de diciembre al exembajador turco ante Estados Unidos Serdar Kilic como enviado especial para estos contactos, mientras que Armenia designó tres días después al vicepresidente del Parlamento, Ruben Rubinián, como representante de Ereván en las conversaciones.

Las relaciones entre Turquía y Armenia están marcadas por la negativa de Ankara a reconocer el genocidio armenio, cometido entre 1915 y 1918, durante el Imperio Otomano. Turquía no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran, pero no admite que se tratase de un genocidio, y sostiene que las muertes no fueron resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano.

Por su parte, Armenia y Azerbaiyán --con apoyo de Ankara-- protagonizaron un enfrentamiento hace un año por el control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán integrada en la Unión Soviética.

Las hostilidades entre ambos países se prolongaron durante seis semanas y dejaron miles de muertos. Finalmente cesaron cuando los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, por el que se permitía que las fuerzas de paz rusas se establecieran en Nagorno Karabaj por un periodo de cinco años.

Contador

Para leer más