Tusk se despide de Ucrania proclamándose un "maniaco proucraniano" y defiende su integración en Europa

Publicado 08/07/2019 14:46:30CET
Donald Tusk en rueda de prensa en Bruselas
Donald Tusk en rueda de prensa en BruselasThierry Roge/BELGA/dpa

BRUSELAS, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ha reunido este lunes con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, a quien ha transmitido su apuesta por la integración ucraniana en Europa y el reconocimiento de que él mismo se considera "un maniaco proucraniano".

"Estoy orgulloso de haber podido cooperar con ustedes con un espíritu de intereses y valores comunes. Seguiré siendo su amigo y aliado sin importar dónde me lleve el futuro", ha afirmado Tusk, en su encuentro con el mandatario ucraniano en la que se prevé que sea su última visita al país como dirigente de la UE.

El dirigente comunitario ha dicho que durante los últimos años ha intentado "apoyar a Ucrania en Europa y a Europa en Ucrania". "Su valentía y determinación se han ganado el respecto y el reconocimiento de muchos europeos y hoy hay cada vez más aliados de la causa ucraniana entre ellos", ha explicado, según un comunicado del Consejo Europeo.

Tusk ha trasladado a Zelenski que considera que los ucranianos son "todos héroes" por el comportamiento que mostraron durante las protestas del Maidán. "Así es cómo yo les vi durante la revolución de la dignidad del Maidán, defendiendo su soberanía e integridad y construyendo un estado moderno y con estándares democráticos", ha indicado.

"A pesar" de la "pobreza" que sigue existiendo en "muchos lugares" de Ucrania, el "sufrimiento causado por la guerra" y las "difíciles reformas", los ucranianos "han resistido", según ha destacado Tusk, que ha dejado claro que la Unión Europea debería estar "orgullosa y agradecida" de contar con un socio así.

"He hecho todo lo que he podido para agilizar el proceso de integración de Ucrania con el resto de Europa. No todo ha funcionado. No siempre he tenido el éxito que esperaba tener", ha subrayado Tusk. "Perdónenme, mis amigos pero también tenemos muchas razones para estar contentos. Ustedes, los ucranianos, ciertamente no tienen nada de lo que avergonzarse", ha dicho.

Tusk no ha dudado en proclamarse "un maniaco proucraniano", utilizando la misma definición que asegura que le han puesto en muchas ocasiones "algunos en Bruselas". "Con frecuencia me lo decían a la cara. Siendo honesto, estoy muy orgulloso de ese epíteto. Siempre podrán contar conmigo", ha concluido el presidente del Consejo Europeo, dirigiéndose a los ciudadanos ucranianos.

Contador

Para leer más