Actualizado 15/10/2018 12:24 CET

La UE a 27 pide no descartar un acuerdo sobre el Brexit aunque no llegue esta semana

Manifestantes contra el Brexit junto al Parlamento británico
REUTERS / HENRY NICHOLLS

BRUSELAS, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han expresado este lunes diferentes impresiones respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre la salida de Reino Unido del bloque comunitario en los próximos días o semanas, si bien existe unanimidad en que todavía hay tiempo para cerrar un pacto de divorcio que permita cumplir con la fecha de salida prevista, en marzo de 2019.

El negociador jefe europeo, Michel Barnier, y el británico, Dominic Raab, mantuvieron este domingo una reunión sorpresa en Bruselas para intentar cerrar los flecos pendientes pero no fue posible tras constatar que la frontera en Irlanda sigue siendo un gran escollo, razón por la que la UE ha decidido aparcar las reuniones preparatorias y suspender los contactos de la negociación hasta, al menos, después de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno que arranca este miércoles.

Así, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, ha asegurado que todavía "es posible" alcanzar un acuerdo entre Bruselas y Londres pese al "ajustado calendario", si bien ha apuntado a que los Veintisiete están "preparados para todas las posibilidades", en referencia a una falta de entendimiento entre ambas partes que lleve a una salida abrupta de Reino Unido de la UE.

"Estamos preparados para todas las posibilidades, pero creemos que, aunque el calendario es ajustado, es posible alcanzar un acuerdo entre la Comisión (Europea) y Reino Unido y llevaremos a cabo todos los esfuerzos en los próximos días para que así sea", ha dicho Maas a su llegada al Consejo de ministros de Exteriores de la UE en Luxemburgo.

"Espero que, al final, la razón se imponga y nos encontremos en una posición que nos permita cerrar un pacto", ha insistido el alemán en unas declaraciones en línea con las de la ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, cuyo país ostenta actualmente la presidencia rotatoria de la UE. "Tenemos elementos contradictorios, por un lado existe optimismo y por otro más reticencias", ha explicado Kneissl.

Fuentes comunitarias apuntan a que, tras las reuniones de este fin de semana, no se prevén más negociaciones hasta después de la cumbre europea, que da comienzo este miércoles con una cena de trabajo a Veintisiete en la los líderes evaluarán los progresos realizados hasta el momento, tras escuchar a la primera ministra británica, Theresa May, quien posteriormente abandonará la sala del Consejo.

"Por el momento creo que todo está en suspense hasta el miércoles", ha dicho la austriaca, quien ha asegurado, tal y como adelantó el negociador europeo, Michel Barnier, que un "10 ó 15 por ciento del acuerdo de salida está en el limbo" ya que todavía no ha podido ser acordado, principalmente el 'plan de emergencia' para evitar la vuelta a una frontera dura en Irlanda tras el Brexit, un compromiso de ambas partes.

El ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney, ha vuelto a pedir este lunes a May que cumpla su promesa de evitar a toda costa la irrupción de una frontera física entre Irlanda del Norte y la República irlandesa como consecuencia del Brexit, a la vez que ha reconocido estar "frustrado" pero "tranquilo" tras el fracaso de la reunión de este domingo entre los jefes negociadores.

GIBRALTAR NO SERÁ "UNA PIEDRA EN EL CAMINO"

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha asegurado por su parte que Gibraltar no será "una piedra en el camino" para acordar los términos del Brexit tras asegurar que el Protocolo sobre el Peñón que irá anejo al acuerdo ya ha sido pactado entre España y Reino Unido, al tiempo que ha pedido "no dramatizar" si no se llega a un acuerdo esta semana sobre el Brexit en la cumbre de los líderes porque "todavía hay tiempo".

En ese sentido también se ha pronunciado el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt: "Deberíamos recordar el enorme progreso que se ha hecho hasta ahora. Hay una o dos cuestiones difíciles que siguen sin resolverse, pero creo que podemos llegar a un acuerdo, si lo haremos esta semana o no, quién sabe", ha asegurado a su llegada al Consejo en Luxemburgo.

Los líderes de la UE evaluarán este miércoles si se han dado los "avances decisivos" en las negociaciones que exigía el bloque en octubre, y que solo en ese supuesto darían su visto bueno a convocar una cumbre extraordinaria en noviembre para sellar el acuerdo, que debe ser ratificado posteriormente tanto por el bloque comunitario (Parlamento Europeo) como por el Parlamento británico.

Para leer más