La UE acoge con frialdad la cumbre sobre Oriente Próximo en Varsovia anunciada por EEUU

Donald Trump
REUTERS / KEVIN LAMARQUE - Archivo
Publicado 21/01/2019 20:04:44CET

BRUSELAS, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Gobiernos europeos han acogido en su mayoría con frialdad la cumbre sobre Oriente Próximo que acogerá Varsovia los próximos 13 y 14 de febrero, que anunció el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y que el Gobierno iraní ya ha calificado, en palabras de su ministro de Exteriores, Yavad Zarif, de un "un desesperado circo anti-iraní".

El jefe de la diplomacia estadounidense aseguró que la cita en Varsovia permitirá abordar "asuntos críticos" como el terrorismo y la proliferación balística en la región.

El presidente, Donald Trump, dio por roto el acuerdo nuclear con Irán y reintrodujo las sanciones al crudo y al sector financiero iraníes, en contra del criterio de los europeos, que reclamaron a Washington mantener el acuerdo y discutir en paralelo pero fuera del acuerdo el resto de problemas cuestiones como el apoyo iraní a fuerzas en terceros países o el programa de misiles de Teherán.

El Gobierno polaco pidió poder informar en la reunión de ministros de Exteriores de la UE de este lunes de la cita de Varsovia, según avanzaron fuentes diplomáticas.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, confirmó a su llegada a la reunión de los Veintiocho que no participará en la reunión de Varsovia porque tiene previsto participar en la cumbre de la Unión Africana "durante esos días" en Addis Abeba, la capital etíope "prevista obviamente hace mucho tiempo" y posteriormente hará "otras visitas en el Cuerno de África" aprovechando su viaje a la zona.

La UE también ha sido muy crítica con la decisión de la Administración estadounidense de trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, con la excepción de Hungría y República Checa. Así, en rueda de prensa posterior, Mogherini ha insistido en que a pesar de las "divergencias" en algunas cuestiones, ambas partes continúan trabajando "bien" en "términos generales" y ha asegurado que la degradación del estatus de la Embajada de la UE en Washington por parte de la Administración de Trump, revirtiendo una decisión anterior de su predecesor Barack Obama, no es "una prioridad".

El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, sí ha defendido por su parte que la cita de Polonia "es una iniciativa que, como todas, son bienvenidas" aunque "todavía no está claro" si podrá ir o no por cuestión de agenda.

"No lo he decidido todavía. Todavía estoy mirando mi agenda y la agenda de cumbres", ha dicho el ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcak, mientras que su homólogo letón, Edgars Rinkevics, también ha dicho que "no tienen una respuesta" sobre si irán o no a la espera del resultado de la moción de confianza al Gobierno.

La ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, ha asegurado en cambio que tiene en su agenda la cita aunque todavía no tienen los "detalles" de la programación exacta. "Está en mi agenda, pero dado el cierre gubernamental en Washington no es fácil obtener información", ha dicho.