La UE acuerda "diseñar" un régimen de sanciones para castigar violaciones de los DDHH

Banderas de la Unión Europea en Bruselas
REUTERS / FRANCOIS LENOIR - Archivo
Actualizado 10/12/2018 20:17:24 CET

Mogherini insiste en la necesidad de garantizar que no se solapan los regímenes de sanciones, que se seguirán adoptando por "unanimidad"

BRUSELAS, 10 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han llegado a un consenso este lunes para "diseñar y desarrollar" un régimen de sanciones en la Unión Europea para castigar las violaciones de Derechos Humanos en el mundo.

"Ha habido un consenso para avanzar un peldaño para diseñar y desarrollar un mecanismo de sanciones" para castigar las violaciones de Derechos Humanos, han explicado a Europa Press fuentes diplomáticas.

El Gobierno holandés, que ha abanderado esta iniciativa, trabajará con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y otros países que quieran aportar ideas para "diseñar y desarrollar" dicho mecanismo, cuyo visto bueno todavía requerirá el respaldo unánime de los Veintiocho.

"El tren ha abandonado la estación", han asegurado fuentes diplomáticas, que admiten que todavía queda trabajo para aprobar el mecanismo.

La UE ya aplica sanciones por violaciones de Derechos Humanos a países individuales, como Siria y Corea del Norte, pero no cuenta con un instrumento sancionador horizontal para castigar estas violaciones en todo el mundo de manera transversal.

Consciente de los recelos que planteaba en varios Estados miembro, "el Gobierno holandés defiende no llamarlo 'Ley Magnitski' para no molestar a Moscú. Los países bálticos y Reino Unido ya cuentan con una 'Ley Magnitski' a nivel nacional.

La 'Ley Magnitski' es como se conoce a la ley promovida por la anterior Administración de Barack Obama en Estados Unidos en 2012 para castigar a los responsables del asesinato del abogado experto en la lucha contra la corrupción Sergei Magnitski aunque a partir de 2016 se ha utilizado para castigar violaciones de Derechos Humanos en otros países.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha confirmado que en la reunión de los Veintiocho hubo "una reacción positiva global" a la propuesta holandesa pero ahora "se explorará a nivel técnico para ver si esta propuesta es viable, si encaja" con el régimen de sanciones global de la UE, insistiendo en la necesidad de "garantizar que no se solapen y no se contradigan" los diferentes regímenes existentes en vigor.

"La decisión para introducir sanciones siempre se toma a nivel político, por unanimidad y esto no cambiará, con independencia del sistema que tengamos en vigor", ha dicho la jefa de la diplomacia europea.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, no ha querido avanzar si España apoya o no la creación del nuevo régimen de sanciones para castigar las violaciones de Derechos Humanos "Se está discutiendo", ha zanjado.

ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL

Los Veintiocho han decidido dar este primer paso para "iniciar los trabajos" para explorar el nuevo régimen de sanciones, coincidiendo con el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que han conmemorado al inicio de la reunión los ministros de Exteriores a las 8.30 horas, con la ausencia del ministro español, Josep Borrell, quien ha llegado tarde a la reunión.

"El mundo sabe que pueden contar con la Unión Europea para ser el mayor defensor de los Derechos Humanos en el mundo. Sabemos que tenemos que hacer algo de trabajo en casa y seguiremos el trabajo en esto muy firme", ha dicho la jefa de la diplomacia europea a su llegada.

"Es importante ser muy firmes dentro de la Unión Europea" para poder "ser totalmente creíbles fuera de la Unión Europea", ha defendido el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, quien ha reclamado "progresar en materia de Estado de Derecho, democracia y Derechos Humanos", también en el seno de la Unión.

El jefe de la diplomacia belga ha reclamado avanzar en la propuesta que lanzó Bélgica hace casi tres años para contar con "un mecanismo de revisión interpares, de control de esta situación en el interior de los Estados miembro" y ha considerado "importante" iniciar "antes de las elecciones europeas" en mayo un "examen del Estado de Derecho en el interior de la Unión".