La UE advierte de que "vigila estrechamente" las repercusiones presupuestarias de la propuesta de Macron

Bandera de la UE frente a la sede de la CE
COMISIÓN EUROPEA - Archivo
Publicado 10/12/2018 23:48:00CET

BRUSELAS, 10 Dic. (Reuters/EP) -

La Comisión Europea ha advertido este lunes de que "vigila estrechamente" las repercusiones presupuestarias de la propuesta del presidente francés, Emmanuel Macron, para mejorar el poder adquisitivo de los franceses a costa de los impuestos en respuesta a las movilizaciones de los 'chalecos amarillos'.

"Estamos vigilando estrechamente las consecuencias de las nuevas medidas anunciadas, pero no podemos comentar hasta que sean adecuadamente anunciadas y detalladas", ha apuntado el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis en un acto con eurodiputados.

Dombrovskis ha recordado que las directrices presupuestarias de la UE para Francia planteaban una reducción del déficit público en 2019 en un 0,6 por ciento del PIB.

El vicepresidente de la Comisión ha subrayado que París se ha comprometido en concreto a rebajar en 0,2 puntos el déficit estructural. Esta diferencia ha hecho que se especule con que Bruselas reproche a París un incumplimento de sus compromisos incluso antes de que Macron anunciara las rebajas fiscales.

En cualquier caso, Dombrovskis ha afirmado que el caso de Francia es muy diferente del de Italia, ya que Roma podría ser sometida un procedimiento disciplinario por exceso de déficit.

Este mismo lunes el secretario de Estado de Cuentas Públicas francés, Olivier Dussopt, ha cifrado en entre 8.000 y 10.000 millones el impacto en las cuentas públicas de las medidas anunciadas por Macron para aplacar las protestas de los 'chalecos amarillos'.

"Son entre 8.000 y 10.000 millones de euros. Estamos afinando para ver cómo se financia", ha explicado Dussopt en declaraciones recogidas por la cadena BFM TV.

Macron ha anunciado un paquete de medidas de choque apelando directamente a su Gobierno y al Parlamento para que salgan adelante. Así, en 2019 el salario mínimo subirá cien euros mensuales "sin que le cueste nada a los empresarios"; el pago de las horas extra y de las primas de final de año quedarán libres de impuestos; y la subida impositiva prevista para el próximo año queda anulada para los pensionistas que cobren menos de 2.000 euros mensuales.