Actualizado 19/09/2008 18:02 CET

UE.- (Ampli.) AIG Europe garantiza la protección de sus asegurados y el cumplimiento de sus obligaciones en España

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La filial europea de AIG, miembro de American International Group (AIG), y de la que depende su negocio en España, afirmó hoy que "garantiza" la protección continuada de sus asegurados y el cumplimiento de sus obligaciones, a través de los activos y capital de que dispone.

La aseguradora remitió hoy un comunicado a sus clientes y corredores en el que el presidente de AIG Europe y vicepresidente senior de AIG Group, Julio Portalatín, subrayó que la capacidad de la entidad "para pagar siniestros tanto a compañías como a particulares permanece inalterada".

Respecto a la transacción de 85.000 millones de dólares realizada por la Reserva Federal de Nueva York a favor de AIG, Portalatín indicó que "es una noticia positiva para los asegurados, corredores, empleados y accionistas", ya que permitirá a la entidad "solventar sus necesidades inmediatas de liquidez".

Por su parte, el director general para España y Portugal de AIG Europe, Álvaro Mengotti, afirmó que los recientes acontecimientos "no han variado" la operativa de negocio de la compañía. "A día de hoy nuestros recursos y capacidades permanecen intactas y seguimos renovando y suscribiendo pólizas de nuevo negocio, desarrollando nuevos productos y planes de crecimiento futuro, y pagando siniestros generados por nuestras pólizas", indicó Mengotti.

El 'rating' otorgado por Standard&Poor's (S&P) respecto a la solidez financiera de AIG Europe a fecha 16 de septiembre es 'A+', es decir, calidad buena en el grado de inversión con moderada sensibilidad en el largo plazo en un entorno adverso.

En este sentido, Portalatín indicó que "el margen de solvencia de AIG Europe es casi tres veces superior al requerido por el órgano regulador" y subrayó que los siniestros pagados por la filial europea de la primera aseguradora mundial superaron los 850 millones en 2007.

AIG Europe es una compañía de seguros francesa independiente y tanto esta firma como sus sucursales registradas en Europa Continental, están sujetas al control de la Autorité de Contrôle des Assurances et des Mutuelles (ACAM).

La entidad subrayó que su situación financiera es "saneada" y recordó sus "sólidos" resultados en el ejercicio 2007, cuando superó los 5.500 millones de euros en activos totales y alcanzó primas totales por más de 3.000 millones de euros. Además, el beneficio neto de la entidad fue de 100 millones de euros el año pasado.