Publicado 29/05/2018 19:58

La UE anuncia 467 millones de euros para crear empleo en las regiones de Sahel, Lago Chad y el Cuerno de África

BRUSELAS, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha aprobado este martes nuevos programas y proyectos por un total de 467 millones de euros destinados en su mayoría a crear en empleo en las regiones de Sahel, Lago Chad y el Cuerno de África.

Estos fondos proceden del Fondo Fiduciario de Emergencia para África y complementan las acciones conjuntas de la UE, la Unión Africana y la ONU, según un comunicado de la Comisión Europea. Una de sus prioridades será la aceleración del proceso de asentamiento de los refugiados procedentes de Níger y proveer asistencia para salvar vidas.

La Alta Representante de Exteriores y de Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, ha explicado que ACNUR ha evacuado a 1.287 refugiados de Libia a Níger. "Seguimos salvando vidas, ofreciendo retornos seguros y dignos con garantías legales y abordando las raíces de la migración, con la creación de empleo y crecimiento", ha señalado.

Según Neven Mimica, comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, la mayoría de los fondos se dedicarán a "mejorar las oportunidades de empleo, especialmente de los más jóvenes", pero aún quedan retos, advierte, y "los recursos del Fondo Fiduciario se están acabando", por lo que ha pedido a los países de la UE contribuciones adicionales.

Las medidas aprobadas este martes se centrarán en tres pilares. Uno de ellos es impulsar las oportunidades económicas de los jóvenes, para lo que se pondrán en marcha nuevas acciones en Etiopía, Nigeria y Gambia. Los proyectos se dirigirán a grupos desfavorecidos, como refugiados y desplazados internos a los que se formará en materia de emprendimiento.

Otro de los pilares es la asistencia y protección a las personas que se estén desplazando, especialmente para ofrecer apoyo para la reintegración de aquellos que vuelven voluntariamente a su país de origen, a los que se destinarán 60 millones de los 70 reservados para la reubicación de los migrantes y refugiados.

Por último, se emplearán fondos en aumentar la estabilidad y la resiliencia de las poblaciones locales y mejorar la gestión migratoria. Diez millones se dedicarán a abordar la cuestión de la seguridad en Malí, donde crece la tensión entre las fuerzas de seguridad y la población local. También se impulsarán actividades para prevenir los conflictos y promover la seguridad alimentaria en Sudan del Sur, así como formar sobre malnutrición en Sudán.

El Fondo Fiduciario de Emergencia para África se creó en 2015 para atajar las causas de la inestabilidad, la migración irregular y los desplazamientos forzosos. Ahora mismo cuenta con 3.400 millones de euros gracias a las contribuciones de las instituciones europeas, los estados miembro y de otros donantes.

Más información