UE.- La CE propone un nuevo marco regulador para las aseguradoras que obliga a tener en cuenta todos los riesgos

Actualizado 10/07/2007 23:23:07 CET

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea propuso hoy un nuevo marco regulador para las aseguradoras que les obligará a tener en cuenta todos los riesgos en los que incurran a la hora de fijar los requisitos de solvencia y que contempla que su actividad sea controlada por un único 'supervisor de grupo', en lugar de por un supervisor en cada país en el que operen.

El objetivo del Ejecutivo comunitario con este nuevo régimen, denominado 'Solvencia II', es "mejorar la protección de los consumidores, modernizar la supervisión, incrementar la integración de los mercados y reforzar la competitividad internacional de los aseguradores europeos". Bruselas quiere que entre en vigor en 2012.

"Es una propuesta ambiciosa que revolucionará la manera de garantizar la solidez financiera de nuestros aseguradores. Establecemos un modelo único en el mundo que obligará a los aseguradores a concentrarse en la gestión de todos los riesgos en los que incurren y les permitirá trabajar de una manera más eficaz", dijo el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

El Ejecutivo comunitario calcula que el nuevo sistema tendrá un coste inicial para las aseguradoras de entre 2.000 y 3.000 millones de euros y les obligará a incrementar sus provisiones de capital en comparación con la normativa vigente. No obstante, la mayoría no necesitará más capital en la práctica puesto que ya cuenta con más fondos de los que exige la legislación de la UE.

Las exigencias actuales de la UE en materia de solvencia sólo cubren los riesgos de seguro, mientras que en el futuro las aseguradoras tendrán que contar con el capital necesario para cubrir también el riesgo de mercado (la pérdida de valor de las inversiones del asegurador), el de crédito (los impagos) o el riesgo operativo (fallo del sistema).

El nuevo régimen permitirá además a los grupos de seguros estar mejor controlados por un 'supervisor de grupo' en su país de establecimiento, que ejercerá sus responsabilidades en estrecha colaboración con los supervisores nacionales que también estén afectados por la actividad del grupo.

La creación de esta función garantizará que los riesgos a nivel de grupo no sean olvidados y permitirá a los grandes grupos funcionar de manera más eficaz. Además, se autorizará a los grupos suficientemente diversificados a disminuir su ratio de fondos propios siempre que cumplan determinadas condiciones.

El actual régimen de la UE para las aseguradoras tiene ya 30 años de antigüedad y muchos Estados miembros han añadido requisitos más exigentes, lo que hace, según Bruselas, que el sistema esté muy fragmentado y plantee obstáculos al funcionamiento del mercado interior y distorsiones de competencia. Asimismo, los grandes grupos se ver perjudicados por el gran número de supervisores.