La UE y Cuba, cerca del acuerdo en comercio y cooperación pero sin avances en DDHH

Publicado 17/06/2015 11:57:31CET

BRUSELAS, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea y Cuba han concluido su cuarta ronda de negociaciones para normalizar las relaciones bilaterales, con un "muy amplio" acuerdo en materia de comercio y cooperación, si bien apenas se han producido avances en el capítulo de diálogo político, que incluye los Derechos Humanos, según han informado fuentes diplomáticas.

El acuerdo de diálogo político y cooperación que negocian las partes es en realidad un acuerdo "marco" con el que la Unión Europea quiere construir una "plataforma" para el diálogo futuro en asuntos sensibles, advierten desde el bloque comunitario.

Por ello, no se contemplan estas negociaciones como la oportunidad para establecer "exigencias específicas", sino que se ha optado por crear un foro paralelo, bautizado como "diálogo estructurado", para abordar en detalle, y a otro ritmo, los asuntos más sensibles vinculados al respeto de las libertades y derechos fundamentales.

Este diálogo estructurado sobre Derechos Humanos no se ha establecido aún y no está claro si se cumplirá el calendario inicial, que prevé la primera reunión preparatoria el próximo 25 de junio en la capital Europea.

Mientras, tanto desde La Habana como desde Bruselas dan por "prácticamente" cerrado el capítulo comercial que, si bien no establece un marco preferencial para los intercambios, deberá ofrecer las bases "técnicas y jurídicas" para un entorno adecuado para las inversiones y negocios.

El área de cooperación tampoco plantea problemas y las posiciones también están muy cerca del acuerdo. La UE y Cuba recuperaron las relaciones en materia de cooperación en 2008, cuando la UE eliminó el régimen de sanciones que pesaba sobre la isla.

La quinta ronda de negociaciones, que se espera tenga lugar en La Habana en el mes de septiembre, se podrá centrar por tanto en el capítulo de diálogo político, en donde menos avances se han producido. Los negociadores cuentan con al menos una ronda más prevista este año, en el mes de septiembre.

Fuentes europeas restan importancia a este retraso y aseguran que no solo se debe a que cubra asuntos "sensibles" para las partes, sino también a cuestiones "técnicas". El intercambio de documentos en este área se ha producido más tarde, por lo que los negociadores aún tienen que examinarlos y plantear contraofertas.

Con todo, la ronda de Bruselas ha permitido que las dos partes lleguen a "un entendimiento mucho mayor" en diálogo político, y dejar claro "cuáles son las aspiraciones y las preocupaciones" de cada uno.

"No es un secreto que nuestras opiniones sobre buen gobierno y derechos humanos difieren", apunta un alto funcionario europeo.

Así las cosas, la UE y el régimen cubano han reiterado al término de esta sesión de negociaciones que se mantiene la "voluntad" de continuar avanzando a buen ritmo, con vistas a concluir las negociaciones "a la mayor brevedad posible".

El pasado mes de marzo, la alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, reafirmaron su disposición a elevar el ritmo y nivel de los contactos para intentar cerrar un acuerdo antes de que finalice el año.

Para leer más