Publicado 11/05/2015 11:15

UE espera que la ONU avale la operación militar en el Mediterráneo

BRUSELAS, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea espera que el Consejo de Seguridad de la ONU avale este lunes una posible operación militar europea contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo, en concreto para localizar, detener y destruir sus embarcaciones.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini informará el lunes al Consejo de Seguridad de la ONU de los planes europeos aunque "hay muchas cosas que quedan por definir", según reconoció el pasado viernes.

"El lunes en Nueva York intentaré no limitarnos a nuestro mandato literal del Consejo Europeo para hacer frente a los traficantes en la última fase y el uso de las embarcaciones. Intentaremos ampliar la imagen y tener en cuenta todas las medidas que se tienen que utilizar" dado que no le compete en exclusiva a la UE luchar para lograr que las redes criminales "sean desmanteladas", precisó no obstante, tras admitir que no ve "imposible" el respaldo de la ONU a una misión europea tras sus contactos con Rusia y China, entre otros.

"No estamos hablando sobre el último eslabón en esta cadena. Tenemos que compartir información de inteligencia, identificar los flujos económicos y financieros, actuar juntos con los países africanos, los países de origen, los países de tránsito y con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados para evitar tragedias, no sólo en el mar, sino también en tierra", subrayó durante la conferencia del Estado de la Unión en Florencia organizada por el Instituto Universitario Europeo.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pidieron a Mogherini que preparara opciones para una posible operación para localizar, detener y destruir las embarcaciones utilizadas por las mafias para transportar inmigrantes desde Libia en el Mediterráneo en la cumbre extraordinaria del 23 de abril en respuesta a las últimas tragedias entre otras medidas que pactaron.

La jefa de la diplomacia europea ha insistido en que no le compete actuar sola a la Unión Europea sino también a la ONU y los países de la región, la Unión Africana y los países árabes "para garantizar que las redes de criminales que están traficando y explotando a esta gente en provecho propio sean desmanteladas".

ACCIONES EN EL MAR

Italia ha ofrecido asumir el mando de la operación de la Unión Europea en el Mediterráneo, a la que también se espera que contribuyan otros países como España, Reino Unido y Francia, según fuentes diplomáticas.

Los Veintiocho contemplan a nivel militar "sólo acciones en el mar" contra las embarcaciones utilizadas por las mafias, han explicado a Europa Press fuentes militares.

"Aún sobre eso quedan muchos flecos: si se hace en aguas territoriales o internacionales, si se trata de barcos con bandera europea o no de bandera europea pero que dejan ser inspeccionados. Para muchas cosas se necesitaría una resolución de la ONU. Y muchos países la piden antes de empezar nada"; han explicado fuentes militares consultadas, que han aclarado que la opción de entrar en aguas libias desde luego exigiría el aval de la ONU.

Las opciones de recurrir a "comandos" o llevar a cabo ataques aéreos contra las embarcaciones no están "nada desarrolladas", han precisado las fuentes militares.

Rusia podría aceptar una operación militar europea pero rechazaría la destrucción de embarcaciones en las costas libias, según fuentes diplomáticas.

"No podemos apoyar ir tan lejos como destruir embarcaciones sin una orden judicial y sin el consentimiento del país cuya bandera está ondeando en un barco particular. Esto sería una contravención de las normas existentes del Derecho Internacional", ha explicado el embajador ruso ante la UE, Vladimir Chizhov.

El secretario general del Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE (SEAE), Alain Le Roi, ha explicado que el principal objetivo de la nueva misión en el Mediterráneo sería "salvar vidas" pero tendría "naturaleza militar" porque al mismo tiempo trataría de "bloquear" a las mafias, lo que implica "detenerles" y "destruir" o "neutralizar" las embarcaciones, por tanto "una acción coercitiva" que necesitaría estar al amparo de la carta VII de la ONU, que autoriza el uso de la fuerza.

Los Veintiocho podrían dar luz verde al concepto de gestión de crisis de la misión en la reunión conjunta de ministros de Exteriores y Defensa del 18 de mayo, paso que permitiría avanzar en la planificación concreta y establecer la misión "más adelante" este mes, según ha explicado el director del Departamento de Gestión de Crisis y Planificación del SEAE, Gabor Iklody.