La UE extiende seis meses las sanciones económicas a Rusia hasta finales de julio de 2018

Actualizado 21/12/2017 16:20:59 CET

BRUSELAS, 21 Dic. ( EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho han aprobado formalmente este jueves extender seis meses más, hasta el 31 de julio de 2018, las sanciones económicas contra Rusia por su intervención en Ucrania ante la falta de avances sobre el terreno para resolver la crisis.

El Consejo formaliza así el acuerdo político de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE del pasado 14 de diciembre para mantener las sanciones económicas contra Rusia al menos seis meses más, a la luz del deterioro en el este de Ucrania y la falta de avances para cumplir plenamente los Acuerdos de Minsk.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE condicionaron la duración de las sanciones económicas a Rusia en marzo de 2015 al pleno cumplimiento de los Acuerdos de Minsk y, desde entonces, se han venido prorrogando.

"Es crucial que los acuerdos de Minsk se respeten por todas las partes. Esperamos que Rusia en particular utilice plena e inmediatamente su influencia sobre los separatistas para ello", subrayó el Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige Federica Mogherini, en un comunicado este miércoles.

El servicio diplomático europeo celebró el acuerdo alcanzado para renovar el alto el fuego durante la Navidad como un paso "necesario" pero apeló a la "contención inmediata" e "imperativa" a la luz del deterioro humanitario y de seguridad sobre el terreno, tras observarse "el mayor número de violaciones de alto el fuego desde febrero". También alertó de que la retirada del contingente ruso del centro de coordinación conjunto "tiene consecuencias negativas serias para el mantenimiento del alto el fuego y la estabilización en la Línea de Contacto".

LAS SANCIONES

La UE aprobó sanciones económicas contra Rusia en julio de 2014 en los sectores financieros, energético, de defensa y equipos duales en respuesta a la agresión rusa en Ucrania y fueron reforzadas en septiembre de ese año.

Las sanciones europeas restringen el acceso al mercado de capitales de cinco bancos propiedad del Estado ruso --el Sberbank, el VTB Bank, el Gazprombank, el Vnesheconombank (VEB) y el Rosselkhozbank--, así como a sus filiales fuera de la UE y a aquellas que actúan en su nombre o bajo su control.

También se restringió la financiación a tres compañías petroleras --Rosneft, Transneft y Gazprom Neft, filial petrolera del gigante de gas ruso-- y a otras tres compañías de defensa rusas: las empresas de helicópteros y aviones de combate OPK y United Aicraft Corporation, y al fabricante de carros de combate Uralvagonzavod.

En virtud de las sanciones, las empresas y los ciudadanos europeos no pueden comprar o vender nuevos bonos, capital de riesgo o instrumentos financieros similares con una madurez superior a los 30 días emitidos por estas empresas y también se prohíbe prestarles servicios financieros como el 'brokering'. Tampoco se pueden dar préstamos a las cinco entidades financieras rusas.

Las sanciones incluyen un embargo a la importación y exportación de armas y material relacionado para Rusia --nuevos contratos-- y la prohibición de exportar bienes y tecnologías de uso dual, civil y militar, para uso militar en Rusia, a militares rusos y a nueve compañías de defensa mixtas.

Los Veintiocho también endurecieron la exportación de determinados equipos y tecnologías clave para el sector energético ruso, sometiéndolas a un régimen de autorización previo por los Estados miembros y acordaron denegar las licencias de exportación para equipos destinados a la exploración y producción de petróleo en aguas profundas, petróleo de esquisto y exploración de petróleo en el Ártico.

También prohibieron los servicios asociados como los servicios de perforación o pruebas en pozos, cortes y servicios de acabado y el suministro de buques flotantes especializados.