Publicado 13/01/2022 13:33CET

La UE mantiene la misión militar en Malí pero avisa de que el apoyo no será a "cualquier precio"

Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell.
Archivo - El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell. - Alberto Paredes - Europa Press - Archivo

BRUSELAS, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha señalado este jueves que el bloque mantendrá su presencia militar en Malí, aunque ha avisado de que el apoyo europeo no será a "cualquier precio".

La operación de adiestramiento militar se encuentra en el aire por la inestabilidad política en Malí, donde los militares han dado dos golpes de Estado en menos de un año, y la junta ha permitido la entrada en el país de mercenarios del Grupo Wagner y prorrogado cinco años el proceso de transición, una demora que resulta inaceptable para la UE.

Sin embargo, después de reunirse con los ministros de Defensa de los Veintisiete en Brest, Francia, Borrell ha explicado que la UE seguirá apoyando la seguridad en el Sahel y ha descartado poner fin al entrenamiento militar, como hizo en diciembre con su misión en República Centroafricana ante la fuerte influencia del grupo paramilitar ruso en el Ejército nacional.

En todo caso en la rueda de prensa conjunta con la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, el jefe de la diplomacia comunitaria ha avisado de que el apoyo a Bamako "no será a cualquier precio" y ha confirmado que la UE ya ha congelado la ayuda económica a las autoridades malienses por el retraso en la 'hoja de ruta' para la transición.

Por su lado, la ministra gala ha indicado que los Veintisiete estudian cómo presionar a la junta militar maliense para que se comprometa con la transición, a la vez que se garantiza el combate a los grupos terroristas que operan en el norte de Malí.

LA UE APOYA LAS SANCIONES DE LA CEDEAO

La UE ha aplaudido el paso de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) de imponer nuevas sanciones contra la junta militar de Malí por sus planes de aplazar las elecciones previstas para febrero.

"Vamos a seguir la situación y adoptar medidas pertinentes, vamos a seguir en la misma línea de los países vecinos", ha señalado Borrell, insistiendo en que Bamako no ha respondido a los mensajes de advertencia de la UE y no se perciben señales de progreso.

Contador

Para leer más