La UE pide diálogo para superar la crisis política en Hong Kong

Publicado 17/08/2019 19:43:50CET
Banderas en la sede de la Comisión Europea en Bruselas
Banderas en la sede de la Comisión Europea en BruselasAMIO CAJANDER/FLICKR - Archivo

BRUSELAS, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La UE ha hecho un llamamiento este sábado al diálogo para superar la crisis política en Hong Kong tras semanas de movilizaciones contra las autoridades afines a Pekín motivadas por una proposición de ley que permitiría la deportación de sospechosos hongkoneses a la China continental.

"Es crucial que haya contención, se rechace la violencia y se tomen medidas urgentes para rebajar la tensión", ha apuntado Bruselas en un comunicado en el que pide "un proceso de diálogo amplio e inclusivo en el que participen los actores principales".

El comunciado, suscrito por la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, recuerda la "estrecha relación" de la UE con Hong Kong y el principio de "un país, dos sistemas". Así, expresa su compromiso con la estabilidad y prosperidad de Hong Kong y recuerda que desde hace dos meses "muchos ciudadanos ejercen su derecho fundamental de reunión", pero "recientemente se ha incrementado el número de incidentes violentos inaceptables y el riesgo de una mayor violencia e inestabilidad".

"Los derechos fundamentales, incluido el derecho a la concentración pacífica, y la autonomía de Hong Kong bajo el principio de un país, dos sistemas están consagrados en la Ley Básica y en los acuerdos internacionales y deben respetarse", ha remachado la UE.

Las protestas, que comenzaron a finales de marzo de manera pacífica contra un polémico proyecto de ley de deportación de detenidos a China, se han convertido en una serie de escaramuzas entre grupos de manifestantes y Policía antidisturbios y el choque de opiniones a gran escala entre los defensores de la independencia judicial del territorio y los partidarios de la soberanía china.

Más de 700 personas han sido detenidas desde que comenzaron las movilizaciones, el mayor desafío a Pekín desde que Reino Unido devolvió la soberanía del territorio en 1997.

Para leer más