La UE sanciona a nueve ucranianos por los comicios ilegales en regiones separatistas en el este de Ucrania

Preparación de urnas para las elecciones de Lugansk y Donetsk
MAXIM ZMEYEV / REUTERS - Archivo
Publicado 10/12/2018 13:59:19CET

Los 28 siguen divididos sobre imponer nuevas sanciones a Rusia por la escalada en el mar de Azov

BRUSELAS, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han sancionado este lunes a nueve dirigentes ucranianos por organizar la celebración de elecciones en las regiones separatistas del este de Ucrania del pasado noviembre, que la Unión Europea considera "ilegales", aunque los Veintiocho siguen divididos sobre la opción de imponer nuevas sanciones a Rusia por su intervención militar en el mar de Azov contra fuerzas marinas ucranianas.

Los Veintiocho han congelado este lunes los bienes y prohibido la entrada a la Unión al dirigente electo de la República Popular de Lugansk, Leonid Pasechnik, a los presidentes del Consejo Popular de la República Popular de Donetsk y de Lugansk, Vladimir Bidyovka y Denis Miroshnichenko, así como a de las presidentas de la Comisión Electoral Central en Donetsk y Lugansk, Olga Pozdnyakova y Elena Kravchenko, según recoge la decisión del Consejo publicada en el Diario Oficial de la UE este mismo lunes para hacer inmediata la entrada en vigor de las sanciones.

También se ha sancionado a los vicepresidentes de la Comisión Electoral Central de Donetsk y de Lugansk, Aleksey Naydenko, y Maksim Svidchenko, así como a los secretarios de las mismas, Vladimir Vysotskiy y Ekaterina Tereshchenko, respectivamente.

Los Veintiocho han justificado incluir a estas nueve personas en la lista de personas y entidades sancionadas por "minar la integridad territorial, soberanía e independencia de Ucrania" por "su implicación" en las elecciones "ilegales e ilegítimas" en las regiones separatistas del este de Ucrania, que el bloque ya condenó como "una violación del Derecho internacional" y además "socavan los compromisos asumidos en el marco de los Acuerdos de Minsk y violan la soberanía y derecho de Ucrania".

La UE ha sancionado en total ya a 164 dirigentes ucranianos y rusos por la crisis en Ucrania, incluidos varias figuras próximas al presidente ruso, Vladimir Putin, y su viceprimer ministro Dimitri Rogozin, así como contra 44 organismos y empresas y ha impuesto sanciones económicas a Rusia en los sectores financiero, energético y restricciones en el sector de defensa y equipos de uso dual, en vigor hasta el próximo 31 de enero.

DESCARTADAS SANCIONES POR EL MAR DE AZOV

Los Veintiocho siguen divididos sobre la posibilidad de imponer más sanciones a Rusia por la última escalada en el mar de Azov, cuya situación abordarán durante el almuerzo con su homólogo ucraniano, Pavlo Klimkin.

Polonia, los bálticos y otros sí sin partidarios de más sanciones a Moscú pero es algo que rechazan Francia, Alemania, España e Italia, entre otros, aunque sí se espera que los líderes de la UE respalden en la cumbre de la próxima semana extender, seis meses más, las sanciones económicas ya impuestas a Rusia, según varias fuentes diplomáticas.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha celebrado las sanciones aprobadas este lunes por la UE aunque este domingo reclamó prohibir "la entrada de barcos rusos a puertos de Europa y de EEUU" y ha avanzado que se desplazará a Bruselas el 13 y 14 de diciembre, coincidiendo con la cumbre de los líderes de la UE donde se discutirá "maneras de reforzar más la presión sobre Rusia y asistir a la región ucraniana de Azov".

El ministro de Exteriores lituano, Linas Litvinienko, ha reclamado nuevas sanciones contra Rusia del bloque porque "sería incorrecto" dejar "sin consecuencias" sus "violaciones flagrantes del Derecho internacional" y ha defendido "la no autorización de entrar en los puertos europeos por ejemplo u otras medidas" y sanciones contra los "implicados en todas estas acciones militares contra la marina" ucraniana, tras recordar que Lituania, a título nacional, ha tomado "algunas medidas nacionales" para impedir la entrada en su territorio de algunos individuos. "Serían más efectivos a nivel europeo", ha insistido.

También ha confiado en que se pueda "lograr el consenso" para renovar en diciembre las sanciones económicas a Rusia. "Deben continuarse y espero que podamos lograr el consenso aquí", ha dicho el lituano, algo que también ha secundado sus homólogos belga y finlandés alegando que no hay avances en el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk.

"Mientras no haya progresos en materia de la aplicación de los Acuerdos de Minsk no hay ningún motivo para modificar nuestra política" de sanciones, ha dicho el ministro belga, Didier Reynders, que ha abierto la puerta a "ir más lejos en función de la situación" aunque ha insistido en que "lo que importa es sobre todo volver a la calma en el mar de Azov y garantizar que la libertad de navegación se mantenga".

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Mass, ha admitido que admitido que "la situación en torno al mar de Azov es preocupante todavía" pero ha considerado positivo que se deje el paso en el estrecho de Kerch "y tiene que quedarse así" y ha apelado a "un diálogo estrecho" entre Rusia y Ucrania para "rebajar la tensión" facilitado por Alemania y Francia. "Nosotros haremos nuestra parte", ha asegurado el alemán, que ha avisado que el conflicto no se resolverá mientras sigan detenidos los marinos ucranianos capturados.

La UE ha reclamado de forma repetida a Rusia que libere a los 24 marinos y las tres embarcaciones ucranianas que capturó el pasado 25 de noviembre en la zona y garantice la libertad de navegación en el estrecho de Kerch y prepara un paquete de apoyo financiero para las regiones del sureste ucranianas afectadas por las restricciones de tráfico de Rusia hacia los puertos ucranianos a través de dicho estrecho.