La UE trabajará por que haya elecciones en Venezuela sin abandonar la amenaza de más sanciones

EU delegation new office in Beirut
-/Dalati and Nohra/dpa - Archivo
Publicado 08/04/2019 17:49:22CET

Austria avisa de la necesidad de tener en cuenta "el fuerte apoyo internacional a Maduro" y habla de "compartir el poder"

BRUSELAS, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha asegurado que la Unión intensificará el trabajo a través del grupo de contacto internacional para "intentar preparar el terreno" a fin de permitir la celebración de elecciones presidenciales en Venezuela, un objetivo "muy lejano" todavía por el rechazo del presidente, Nicolás Maduro, y ha avisado que el bloque no descarta adoptar nuevas sanciones contra dirigentes del régimen venezolano responsables de la represión o obstrucción de las instituciones legitimas.

"Intensificaremos nuestro trabajo en el frente político para intentar preparar el terreno para que se celebren elecciones presidenciales de forma justa y transparente lo antes posible", ha dicho la jefa de la diplomacia europea en rueda de prensa al término de la reunión de los ministros de Exteriores en Luxemburgo que han abordado la situación de Venezuela durante su almuerzo informal.

Mogherini ha admitido que la celebración de elecciones presidenciales con garantías en Venezuela "parece todavía un objetivo muy lejano por ahora" porque Maduro "no está listo o tiene voluntad de implicarse en este proceso", motivo por el cual es "esencial" implicarse "con todas las partes venezolanas". En este sentido, ha recordado que la UE está liderando el trabajo para preparar "una hoja de ruta" con los pasos que serían necesarios de cara a permitir la transición pacífica y democrática en Venezuela.

Al ser preguntada si el bloque contempla ya extender el mandato del grupo de contacto internacional, que a priori se dio un plazo de 90 días para lograr resultados tangibles desde su constitución formal el 7 de febrero, Mogherini ha dejado claro que el grupo "no tiene una fecha de caducidad" automática y que éste revisará "los resultados de su trabajo y decidirá un camino a seguir" hacia "mediados de mayo".

"Siempre podemos decidir ponerle fin", ha dicho, pero ha insistido en que será una decisión que tomarán los europeos y los países latinoamericanos que participan en el grupo conjuntamente.

LAS SANCIONES SIGUEN SOBRE LA MESA

La jefa de la diplomacia europea ha asegurado que el bloque mantiene sobre la mesa la opción de extender las sanciones individuales a más dirigentes del régimen venezolano responsables del "uso de la fuerza contra la población o en el caso de limitar o dañar" a las instituciones democráticas legítimas, en alusión a la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, al que la mayoría de los países --salvo Italia, Chipre, Eslovaquia y Grecia-- han reconocido como presidente interino para celebrar nuevas elecciones presidenciales.

"Desde luego, la UE procederá, los Estados miembro procederán con la adopción de medidas restrictivas dirigidas (en este caso), pero no hablamos de sanciones económicas en términos generales contra el país", ha subrayado, insistiendo en que el principal objetivo del bloque es no perjudicar a la población venezolana y su principal preocupación es la situación humanitaria.

"Posiblemente trabajaremos en medidas restrictivas individuales contra algunos elementos del régimen. Esto no se excluye pero no está decidido hoy", ha remachado.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha dejado claro que "si hubiera actuaciones en contra del señor Guaidó, sin duda esto justificaría una toma rápida de sanciones contra los responsables" y ha insistido en que los Estados miembro están "todos convencidos de que hay que graduar las sanciones en función de los acontecimientos".

"Puede que haya más sanciones, se está estudiando la lista de posibles personas afectadas, pero en todo caso serían sanciones contra personas", ha remachado, insistiendo en que el objetivo de la UE no es "ahogar" económicamente a Venezuela "sino sancionar a sus responsables políticos".

"La estrategia no es ahogar Venezuela hasta que se rinda como un castillo medieval asediado", ha dicho Borrell en rueda de prensa posterior a la reunión de los Veintiocho, en la que también ha insistido en la necesidad de "trabajar en el terreno de la ayuda humanitaria".

El jefe de la diplomacia española, quien esta mañana volvió a afear la lentitud con la que trabaja la UE en Venezuela pese a "la urgencia" sobre el terreno, ha insistido en la importancia de que el grupo de contacto "acelere sus contactos" y "a un nivel político más elevado" una vez "se haya terminado la fase técnica de aproximación" a las partes, tras recordar que hay una misión técnica sobre el terreno en Caracas en la actualidad.

Mogherini ha asegurado que se seguirá trabajando "muy de cerca" con los socios latinoamericanos y "algunos miembros del grupo de Lima", al tiempo que ha subrayado el paso "extremadamente positivo" de que la ONU y la Federación Internacional de la Cruz Roja puedan comenzar a trabajar de forma "más efectivo" para suministrar ayuda humanitaria sobre el terreno, gracias al "apoyo" del grupo.

La ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, ha reconocido "frustración" por la falta de avances en el terreno político, mientras que su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, también ha insistido en la necesidad de acelerar el trabajo para "desbloquear" la situación política tras advertir de que la situación es "más difícil" y "se deteriora" cada día, al tiempo que ha asegurado que hasta ahora las acciones de los diplomáticos europeos en Caracas han contribuido a impedir que el régimen cumpla su "amenaza de detener a Guaidó".

La ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, cuyo Gobierno ha sido de los más tibios con el Gobierno de Maduro, ha recordado las expectativas de que las protestas del 23 de febrero fueran "un punto de inflexión" en Venezuela pero "este punto ha pasado" y hay que "considerar el fuerte apoyo internacional a Maduro".

"La prioridad es por supuesto ayudar a la población local. Va de elecciones, de compartir el poder", ha defendido.

Contador

Para leer más