Actualizado 28/11/2007 21:57 CET

UE.- Zapatero propone que en el futuro los Tratados se ratifiquen al mismo tiempo en todos los Estados miembros

BRUSELAS, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, propuso hoy durante su primera intervención ante el pleno del Parlamento Europeo que en el futuro los Tratados de la UE se ratifiquen "en un mismo acto y con un mismo instrumento" en todos los Estados miembros porque el actual sistema es "imperfecto".

"Desde mi punto de vista, la ratificación tendría que ser común por todos los países y si pudiera ser en un mismo acto y con un mismo instrumento. Seguramente esto es hoy difícil, pero muy deseable y espero que con el tiempo podamos tener ese modelo de ratificación", señaló Zapatero.

En la actualidad, cada Estado miembro tiene libertad para escoger si ratifica por referéndum o por vía parlamentaria y elige en qué fecha hacerlo, lo que da lugar a situaciones como el 'no' en el referéndum de Francia y Países Bajos sobre la Constitución Europea varios meses más tarde de que los ciudadanos españoles hubieran dado su visto bueno al texto. El presidente del Gobierno dijo que este sistema de ratificación es una "evidente laguna" de la UE.

Zapatero explicó que España no convocará un referéndum sobre el nuevo Tratado de Lisboa sino que lo aprobará por vía parlamentaria y dio dos argumentos para hacerlo así. En primer lugar, porque los españoles ya votaron el Tratado constitucional y el nuevo texto "contiene muchos de los aspectos" de la Carta Magna.

Además, destacó que "hay un amplio consenso en nuestro país" a favor de la ratificación parlamentaria, tanto entre las fuerzas políticas que respaldan el Tratado de Lisboa como "entre las minorías que no están de acuerdo".

El presidente del Gobierno respondió así a las críticas de los eurodiputados euroescépticos, soberanistas y de extrema derecha por la decisión de la mayoría de Estados miembros de no convocar referendos sobre el Tratado de Lisboa.

Zapatero rechazó que se cuestione la "salud democrática de la UE" y dijo que la construcción europea "no resta al Estado nacional sino que suma". "Cuanto más fuerte sea la UE, más fuertes serán nuestros Estados", enfatizó. También criticó que se responsabilice a Bruselas de los problemas en los Estados miembros. "No es positivo para la integración y además en la mayoría de los casos no es cierto", apuntó.