Actualizado 05/08/2021 18:24 CET

El ultraconservador Ebrahim Raisi jura el cargo como nuevo presidente de Irán

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi
El presidente de Irán, Ebrahim Raisi - -/Iranian Presidency /dpa

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ultraconservador Ebrahim Raisi ha jurado este jueves el cargo como nuevo presidente de Irán durante una ceremonia celebrada en el Parlamento, tras su aplastante victoria en las últimas elecciones, marcadas por la eliminación de las candidaturas de los principales moderados y la baja participación.

"En presencia del sagrado Corán y ante la nación, juro ante Dios omnipotente salvaguardar la religión oficial del país y la República Islámica, así como la Constitución del país", ha manifestado Raisi durante el acto, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

La ceremonia, marcada por la presencia de las principales figuras políticas y militares del país, así como representantes de varios países, ha arrancado con un discurso del presidente del Parlamento, Mohamad Baqer Qalibaf, tras lo que Raisi ha tomado posesión.

"La voluntad de la nación se ha manifestado una vez más para que este servidor pueda jurar lealtad a los nobles ideales que fueron cumplidos hace 43 años por el pueblo iraní bajo el liderazgo del imán Jomeini. (...) El pueblo está decidido a seguir el camino ilustrado de la revolución", ha manifestado Raisi en su discurso.

Así, ha continuado resaltando que el actual sistema de gobierno, la "democracia religiosa", ha permitido a Irán demostrar al mundo la posibilidad de unir "independencia y libertad" o "tradición y progreso" a pesar de "la hostilidad" mostrada por "los malvados" con sus "sanciones económicas cobardes", su "guerra psicológica" o las "dificultades del coronavirus".

En ese sentido, ha insistido en que el pueblo iraní ha elegido seguir por el camino marcado por la revolución y esperan que esté presente y sea visible en "las estructuras y en lo procesos" de gobierno, así como en las "creencias de los gobernantes", informa la agencia Fars.

IRÁN, DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS

Raisi también ha erigido a Irán como defensor de los Derechos Humanos y ha prometido no permanecer en silencio ante "la opresión y el crimen" allá donde se produzca, "ya sea en el corazón de Europa y América o en África, Yemen, Siria, Palestina o en el interior de sus fronteras. "Los jóvenes nos piden que seamos la voz de los oprimidos y los guardianes de la revolución", ha afirmado.

En materia de política exterior, Raisi aboga por reforzar las "capacidades regionales" de Irán a través de "la diplomacia y la interacción inteligente con el mundo" con el fin de lograr la paz y la estabilidad, especialmente con sus vecinos, ante "la amenaza de las potencias dominantes y opresivas".

"Las crisis regionales deben resolverse mediante un auténtico diálogo interregional basado en los derechos de las naciones. Extiendo mi mano de amistad y hermandad a todos los países de la región, especialmente a los vecinos", ha dicho.

PROGRAMA NUCLEAR "PACÍFICO"

Raisi también ha subrayado durante su intervención que el programa nuclear de Irán "es completamente pacífico" y que el Estado "prohíbe las armas nucleares", las cuales, ha enfatizado, "no tienen cabida en la estrategia de defensa del país".

Por ello, ha señalado que las presiones internacionales "no impedirán que la nación iraní ejerza sus derechos legales", entre ellos "el derecho al desarrollo", por lo que solicita levantar las sanciones impuestas a la economía del país, mostrando su apoyo "a cualquier plan diplomático que busque ese objetivo".

"El mundo está cambiando y la búsqueda de los intereses de las naciones depende de la comprensión del nuevo mundo y de la interacción estratégica con las potencias emergentes. Una política exterior exitosa es una política exterior equilibrada", ha aseverado.

Antes de tomar la palabra, el propio Raisi había asegurado durante un encuentro con el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, que su Administración trabajará para fomentar la paz y la estabilidad en la región, tal y como ha recogido la agencia de noticias Tasnim.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, confirmó oficialmente el martes a Raisi como nuevo presidente en un acto ceremonial de cara a la toma de posesión en el que estuvo presente el presidente saliente, Hasán Rohani, quien pone así fin a ocho años de mandato al frente del país.

Raisi, quien ha pasado la mayor parte de su carrera en el aparato judicial, llegó a convertirse en custodio de la fundación religiosa Astan Quds Razavi, la más grande en el mundo islámico, lo que le hace acumular un gran poder y figurar incluso como principal favorito a suceder a Jamenei al frente del país.

Para leer más