UNICEF se declara indignada por la presencia de niños entre las víctimas de la matanza de Malí

Mujeres y niños en Malí
REUTERS / BENOIT TESSIER - Archivo
Publicado 24/03/2019 18:11:37CET

NUEVA YORK, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, ha expresado su "profunda tristeza e indignación" tras conocer que entre los 134 fulanis muertos en una nueva matanza en el centro de Malí hay menores de edad.

"Más de 130 personas han muerto tras el ataque a un pueblo en Bankass, Mopti, en Malí central. UNICEF siente una profunda tristeza e indignación porque hay niños entre las víctimas", ha apuntado Fore en un comunicado.

Muchos de los niños heridos han sido evacuados a instalaciones sanitarias para recibir tratamiento y UNICEF tiene presencia en la zona y participa en la primera respuesta con medicamentos y alimentos terapéuticos.

"Los niños de Malí están pagando el precio más alto de la intensificación de la violencia en Malí central. Desde 2017 el aumento de la inseguridad ha llevado a un incremento de los asesinatos, mutilaciones y reclutamiento de niños", ha subrayado Fore.

Además, ha denunciado que "los niños también se están viendo cada vez más privados de acceso a educación y a atención sanitaria esencial, porque la violencia está causando que las escuelas cierren y que el acceso a los centros de salud se vea comprometido".

"UNICEF insta a todas las partes a poner fin a la violencia inmediatamente, y a mantener a los niños fuera de peligro. El derecho de los niños a protección frente a cualquier tipo de violencia debería respetarse siempre", ha agregado.

El ataque tuvo lugar en torno a las 5.00 de este sábado cuando decenas de hombres vestidos con el traje tradicional de los cazadores donzo, cazadores tradicionales de etnia bambara -- el principal grupo étnico de Malí -- irrumpieron en la aldea acabando con la vida de más de 100 personas, entre ellas mujeres, niños y ancianos.

La violencia en Malí, otrora confinada al desértico norte, se ha extendido hacia el sur en los últimos años en parte al reclutamiento de los yihadistas entre los fulanis marginados, que viven principalmente en el centro del país.

Contador

Para leer más