Actualizado 05/07/2015 2:41:26 +00:00 CET

UNICEF denuncia el impacto que tiene el brote de ébola en los niños de Liberia

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas Para la Infancia (UNICEF) ha denunciado, en un comunicado publicado este viernes, el impacto que tendrá el brote actual del virus del ébola en los niños liberianos.

Según la organización, en Liberia, el brote ha provocado la interrupción de los servicios sanitarios destinados a los niños, el cierre de las escuelas y la falta de lugares para que las mujeres embarazadas den a luz con seguridad. El brote ha dejado a miles de niños sin padres y otros están muriendo a causa de enfermedades que podrían ser tratadas con vacunas, como el sarampión.

"En la última década, Liberia ha pasado de ser un país atrapado en un conflicto devastador a un país que celebra ser el que más ha reducido la mortalidad infantil en toda África", ha dicho Sheldon Yett, representante de UNICEF en Liberia. "Ahora, el ébola amenaza con echar por tierra todos esos logros obtenidos con mucho esfuerzo a favor de los niños y de Liberia", ha añadido.

Casi todas las instalaciones sanitarias están cerradas o funcionan parcialmente. Los niños no están recibiendo vacunas que les protejan o no están siendo tratados contra enfermedades comunes en la infancia que influyen en la mayoría de las muertes de niños menores de cinco años, como la malaria, la neumonía, la diarrea y la desnutrición aguda grave.

UNICEF, con el apoyo del Banco Mundial, ha enviado a Liberia cerca de 248 toneladas de suministros, entre los que se incluyen materiales de protección, kits de higiene, cloro, láminas de plástico, sales de rehidratación oral para el tratamiento de la diarrea y otros suministros sanitarios de emergencia.

Durante los últimos días, UNICEF, con la ayuda de sus aliados en Liberia, ha distribuido 9.000 kits de higiene, que contienen dos cubos de 10 litros de capacidad, pastillas potabilizadoras y jabón, a unas 45.000 personas en la capital del país, Monrovia, que se ha visto muy afectada por el brote de ébola.

LA PREVENCIÓN, CLAVE CONTRA LA ENFERMEDAD

UNICEF, en un intento por prevenir la enfermedad, proporciona agua y saneamiento a los centros de tratamiento, y los informadores recorren varias veces a la semana pueblos y ciudades para promover mejores prácticas higiénicas. También da formación a trabajadores psicosociales y trabaja para restaurar servicios sanitarios esenciales para madres y niños, incluyendo aquellos que sufren desnutrición.

"Entre los verdaderos héroes de este país se encuentran los trabajadores sanitarios de Liberia, que luchan en la primera línea de esta batalla", ha dicho Yett. "Aproximadamente el 15 por ciento de los contagiados son profesionales sanitarios, una pérdida devastadora para el país y para los niños y familias a los que ayudan", ha añadido.

Los niños que han perdido a sus padres a causa de la enfermedad se enfrentan al rechazo y son considerados como una fuente de infecciones, mala suerte y problemas. Muchos están solos y vagan por las calles. No tienen refugio ni cuidados médicos ni nutricionales. Aproximadamente el 20 por ciento de estos niños tienen menos de dos años.

UNICEF también ha desplegado especialistas de salud mental para dar apoyo psicosocial a todos los pacientes de los centros de tratamiento contra el ébola. Desde la ONG, se proporciona alojamiento a los niños que deben estar 21 días en cuarentena por haber estado en contacto con el virus y que no tienen a nadie que cuide de ellos; y residencias temporales para los niños que se han quedado huérfanos a causa del ébola aunque no hayan tenido contacto con el virus.

UNICEF trabaja con las autoridades educativas de Liberia y otros aliados para asegurar que todos los niños puedan continuar su educación formal aunque no puedan asistir físicamente al colegio ya que las escuelas de primaria y secundaria permanecen cerradas.

Para leer más