La Unión Africana da a la junta militar en Sudán 60 días para pasar el testigo a un gobierno civil

Demonstrations in Sudan
Ala Kheir/dpa
Actualizado 01/05/2019 13:47:19 CET

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Africana ha dado 60 días a la junta militar que gobierna Sudán tras forzar la salida del presidente del país, Omar Hasán al Bashir, el pasado 11 de abril para que transfiera el poder a un gobierno civil, como reclaman los miles de manifestantes que permanecen acampados desde hace semanas frente al Ministerio de Defensa en Jartum.

El bloque continental había dado inicialmente al Consejo Militar de Transición un plazo de 15 días para el traspaso de poderes, pero finalmente, en una reunión de su Consejo de Paz y Seguridad celebrada el martes en Túnez, accedió a ampliar el plazo tras constatar los "progresos" en las conversaciones que mantienen la junta con la oposición y los manifestantes, a quienes anima a mantener dicho "diálogo constructivo".

Según explica en un comunicado, la ampliación del plazo hasta los 60 días es la última y tiene como objetivo "permitir la puesta en marcha de una autoridad de transición encabezada por civiles", para lo cual anima a que se siga dialogando para acordar los integrantes de la misma.

Asimismo, insta al Ejército y el resto de actores a que ultimen entre otras cosas cómo, por cuánto tiempo y qué prioridades tendrá el periodo de transición así como "las estructuras legislativas y judiciales que llevarán a la restauración del orden constitucional".

Por otra parte, la Unión Africana subraya la necesidad de que todas las partes "ejerzan la máxima contención y se abstengan de cualquier acto o declaración que pueda poner en peligro los esfuerzos para la búsqueda de una solución sostenible a la crisis actual".

El organismo africano reitera su condena y su "tolerancia cero" hacia "toda forma de cambio inconstitucional de gobierno, en particular mediante un golpe de Estado militar" y subraya que una transición liderada por la junta militar sería "totalmente inaceptable y contraria a la voluntad y las aspiraciones legítimas" de los sudaneses.

En este sentido, se muestra dispuesta a adoptar medidas adicionales, incluidas sanciones, "contra personas y entidades cuyos actos y conducta puedan comprometer la búsqueda de una solución a la crisis actual". La Unión Africana deja también claro que si la junta militar no cumple con lo exigido, se procederá a la expulsión inmediata de Sudán del organismo.

Al Bashir dimitió el pasado 11 de abril acosado por la ola de protestas que arrancó en diciembre por la subida del precio del pan. Los militares, que apoyaron a los manifestantes, se arrogaron el poder y anunciaron que permanecerían al mando al menos dos años.

Las manifestaciones continuaron para reclamar un verdadero cambio político, después de tres décadas de gobierno de Al Bashir. Así las cosas, el fin de semana las partes llegaron a un acuerdo para formar un ejecutivo interino, si bien el pacto aún no ha sido ultimado.

Contador

Para leer más