UNRWA exige el fin de los combates en Yarmuk y protección para los civiles

Publicado 01/04/2015 20:41:46CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha exigido el cese de los combates en el asentamiento palestino de Yarmuk, en Damasco, horas después de las primeras informaciones sobre la entrada de Estado Islámico en el lugar, al tiempo que ha reclamado a las partes enfrentadas que cumplan con la obligación de proteger a los civiles.

En un comunicado, el portavoz de la UNRWA, Chris Gunness, ha asegurado que la agencia de Naciones Unidas está "extremadamente preocupada" por "la seguridad y la protección" de los civiles sirios y palestinos que viven en Yarmuk, donde ha denunciado que, "desde primera hora de la tarde de este miércoles", se registra un "intenso conflicto armado" entre los "grupos" presentes en la zona.

"Información fiable de fuentes públicas indica que varios grupos armados están inmersos en unos intensos combates en zonas de Yarmuk en las que residen 18.000 civiles, incluidos unos 3.500 niños, exponiéndoles a un grave riesgo de muerte, heridas graves, traumas o desplazamiento", ha explicado Gunnes. La UNRWA, según ha subrayado, está supervisando de cerca la situación en Yarmuk.

"En los términos más rotundos posibles, la UNRWA exige a todas las partes que respeten y cumplan sus obligaciones para garantizar la protección de civiles en Yarmuk. Además, exige el fin de los combates y la vuelta a las condiciones que permiten a sus equipos apoyar y ayudar a los civiles de Yarmuk", ha explicado el portavoz de la agencia de Naciones Unidas.

El mensaje de UNRWA llega horas después de que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos haya denunciado que milicianos del grupo terrorista Estado Islámico se han hecho con el control de amplias zonas de Yarmuk.

"Me han echado de la zona de Hajar Aswad", ha denunciado un testigo citado por la agencia Reuters y que ha confirmado que hay combates en Yarmuk. El Observatorio ha informado de que Estado Islámico controla ya algunas de las principales calles de esta zona, que anteriormente ya habían sufrido el fuego cruzado entre las fuerzas del régimen de Bashar al Assad y grupos vinculados al Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria.

Para leer más