Actualizado 11/12/2007 13:20 CET

Vaticano.- El Papa advierte que obstaculizar la familia "debilita" la paz mundial

ROMA, 11 Dic. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El Papa Benedicto XVI advierte que "quien obstaculiza la institución familiar, aunque sea inconscientemente, hace que la paz de toda la comunidad, nacional e internacional, sea frágil, porque debilita lo que, de echo, es la principal 'agencia' de paz".

El Papa escribe estas palabras en su mensaje con ocasión de la Jornada Mundial de la Paz 2008 que, como cada año, se celebrará el próximo 1 de enero y cuyo contenido fue publicado hoy por la sala de prensa del Vaticano.

El título del mensaje, fechado el 8 de diciembre de 2007, es 'Familia humana, comunidad de paz'. El Pontífice insiste en que "todo lo que contribuye a debilitar la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer" constituye un "impedimento objetivo para el camino de la paz".

En conjunto, advierte sobre el riego de obstaculizar la disponibilidad de la familia "para la acogida responsable de una nueva vida, así como de oponerse "a su derecho de ser la primera responsable de la educación de los hijos".

El Papa añade que "la familia tiene necesidad de una casa, del trabajo y del debido reconocimiento de la actividad doméstica de los padres, de escuela para los hijos, de asistencia sanitaria básica para todos", por lo que "cuando la sociedad y la política no se esfuerzan en ayudar a la familia en estos campos, se privan de un recurso esencial para el servicio de la paz".

En términos más amplios, hace referencia a la "común familia humana", recordando que "no vivimos unos al lado de otros por casualidad" sino que "todos estamos recorriendo un mismo camino como hombres y, por tanto como hermanos y como hermanas".

RESPETAR EL MEDIO AMBIENTE.

El Papa también hace un llamamiento a respetar el medio ambiente y a "sentir la tierra como nuestra casa común", en un momento en el que "la humanidad teme por el futuro equilibrio ecológico".

"Hemos de cuidar el medio ambiente", aunque esto "no quiere decir que la naturaleza material o animal sea más imporante que el hombre", sino que no se puede disponder de ella de modo "egoísta" y según los "propios intereses", puntualizó.

En este sentido, instó a "no olvidar" ni a las "generaciones futuras" ni a "los pobres", quienes se ven "excluidos en muchos casos del destino universal de los bienes de la creación".

No obstante, el Papa pidió "prudencia" a la hora de valorar esta situación, "sin apremios ideológicos hacia conclusiones apresuradas", pero aclaró que "prudencia no significa eximirse de las propias responsabilidades y posponer las decisiones".

Según el Pontífice, el objetivo es llegar a "un modelo de desarrollo sostenible, que asegure el bienestar de todos respetando el equilibrio ecológico" y que para ello es "necesario adoptar la vía del diálogo" en lugar de "tomar decisiones unilaterales".

En concreto, el Papa urge a "intensificar el diálogo entre las Naciones" sobre "la gestión de los recursos energéticos del planeta". "Por un lado, hay que revisar los elevados niveles de consumo debidos al modelo actual de desarrollo" y por otro, "diversificar las fuentes de energía".

Benedicto XVI también hace referencia al escenario internacional mundial, lamentando las "grandes divisiones y fuertes conflictos que arrojan densas nubes sobre el futuro" de la humanidad. En concreto, hace una mención especial al continente africano, así como a Medio Oriente.

DESMILITARIZACIÓN EFICAZ.

Con todo, subraya el peligro el "aumento de Estados implicados en la carrera de armamentos" responsabilizando de ello a "los países del mundo industrialmente desarrollado que obtienen importantes beneficios por la venta de armas", así como a "las oligarquías dominantes en tantos países pobres que quieren reforzar su situación mediante la compra de armas cada vaz más sofisticadas".

Por esta razón, hace un llamamiento a una "movilización" para alcanzar "acuerdos concretos" con vistas a una "eficaz desmilitarización, sobre todo en el campo de las armas nucleares", al tiempo que exhorta a las autoridades a reanudar las negociaciones "con una determinación más firme de cara al desmantelamiento progresivo y concordado de las armas nucleares existentes".