Von der Leyen ofrece más ambición en clima, paridad y Estado de Derecho para ganar el apoyo de la Eurocámara

Publicado 16/07/2019 12:15:59CET
La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen
La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der LeyenMichael Kappeler/dpa

Liberales y socialistas mantienen la incógnita sobre su voto

BRUSELAS, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La candidata de los líderes de la UE a presidir la próxima Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha ofrecido este martes más ambición en materia climática, protección social y paridad para tratar de ganar los últimos apoyos necesarios entre los eurodiputados socialistas y liberales que le permitan superar el examen del pleno del Parlamento Europeo y ser confirmada en el cargo.

"Quiero que Europa sea el primer continente con neutralidad climática", ha asegurado Von der Leyen en su discurso de apertura del debate de varias horas en Estrasburgo, tras el cual la Eurocámara decidirá si aprueba su nombramiento.

Si la aspirante alemana fracasa, los Veintiocho tendrán un mes para presentar un candidato alternativo para relevar a Jean-Claude Juncker al frente del Ejecutivo comunitario este otoño.

Von der Leyen ha reiterado las grandes líneas de su programa para los próximos cinco años, que ya presentó en audiencias individuales con cada grupo parlamentario en las últimas semanas.

En su intento por convencer a liberales y socialistas, que mantienen la incógnita sobre el sentido de su voto, Von der Leyen se ha declarado europeísta convencida y comprometida con el Estado de Derecho, incluido con un mecanismo de vigilancia de las reglas democráticas en los estados miembro que prevea sanciones contra los incumplidores.

"Quien quiera reforzar y ayudar a Europa a crecer y florecer, encontrará en mí a una luchadora apasionada. Pero quien pretenda debilitarla, dividirla o destruir sus valores, encontrará en mí a una feroz oponente", ha avisado en su discurso.

En materia climática ha dicho que trabajará para elevar los objetivos de reducción de emisiones contaminantes de la Unión Europea, para "llegar al 50, si no el 55 por ciento" de aquí a 2030 y ha apuntado a la transformación del Banco Europeo de Inversiones en banco 'del clima', con la ambición de movilizar un billón de euros en inversiones en una década.

La paridad será otra de las claves de su gobierno, ha dicho Von der Leyen, que ha prometido un Ejecutivo con tantos hombres como mujeres. "Somos la mitad, las mujeres queremos nuestra justa parte", ha proclamado para reivindicar la igualdad de sexos, antes de prometer que la violencia de género será parte de la lista de delitos reconocidos en la UE, lo que facilitará la persecución y sanción transfronteriza de quienes delincan.

En esta línea, Von der Leyen ha recalcado que, si la Eurocámara acepta su designación se convertirá en la primera mujer en ocupar el máximo puesto ejecutivo en las instituciones europeas, siguiendo el ejemplo de "pioneras" como la francesa Simone Veil, que hace 40 años se convirtió en la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo.

Hasta ahora, se ha quejado, solo un 20 por ciento de los comisarios en la historia de la Comisión han sido mujeres, al tiempo que se ha comprometido a que la mitad de las carteras de su Ejecutiva la reciban mujeres.

En materia de inmigración, Von der Leyen ha lamentado que el mar Mediterráneo se haya convertido en una "frontera mortífera", ha asegurado que la UE "tiene el deber de salvar vidas", si bien ha circunscrito sus propuestas a las iniciativas que ya están sobre la mesa pero que se mantienen bloqueadas por las diferencias de los estados miembro, como la reforma de la política de asilo, y aquellas que se apoyan en el refuerzo de la frontera exterior, la cooperación con terceros y la lucha contra las mafias.

Sobre el Brexit, Von der Leyen ha defendido el acuerdo de salida negociado con Londres, pero se ha mostrado abierta a una nueva prórroga para retrasar de nuevo la salida de Reino Unido, siempre que así lo quieran los británicos y que la petición responda a una buena razón.

APOYO DEL PPE, LIBERALES Y SOCIALISTAS MANTIENEN INCÓGNITA

Tras el debate, los eurodiputados tendrán aún unas horas para meditar su voto y debatir con sus respectivos grupos si consensuan una posición antes de que se coloquen las urnas a las 18.00 horas, en una votación secreta cuyo resultado se conocerá unas dos horas más tarde.

Entre tanto, solo el Partido Popular Europeo (PPE), familia política de Von der Leyen, ha declarado su apoyo incondicional a la candidata, según ha dicho en el debate el que fuera candidato del Partido Popular Europeo a presidir la Comisión Europea y sigue como portavoz del grupo, Manfred Weber.

También el 'popular' Esteban González Pons ha expresado su apoyo y ha confiado en contar con Von der Leyen para "defender el Estado de Derecho español y la unidad de España".

Sin embargo, otros miembros del PPE, como el portavoz del húngaro Fidesz, Tamás Deutsch, ha avisado de que su delegación no dará su visto bueno a la candidata si va demasiado lejos en su voluntad de vigilar el Estado de Derecho en los estados miembro.

Dudas similares a las de Fidesz han expresado los Conservadores y Reformistas --en cuyo grupo se encuentran los ultraconservadores polacos de PiS, los nacionalistas flamencos de la N-VA y la extrema derecha de Vox--, y han pedido claridad a la candidata antes de votar.

Uno de los eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch, ha criticado que la candidata del PPE haya dirigido sus propuestas "hacia la izquierda" y se haya sumado al "cordón sanitario" contra los partidos más a la derecha, con lo que ha impuesto "el rodillo que castiga a los pueblos que eligen gobiernos que no gustan a algunos".

Del lado de los socialistas, la presidenta de Socialistas y Demócratas, Iratxe García, ha dicho que su grupo tiene que decidir aún qué votar, pero ha valorado positivamente la mayoría de propuestas de Von der Leyen, si bien ha pedido más detalles sobre cómo quiere desarrollar ese programa.

Los socialistas están divididos y frente a delegaciones como la española y la portuguesa, que ya han dicho que le darán su respaldo, otras como la austríaca, italiana o belga siguen con dudas. El socialista belga Marc Tarabella ha dicho desde su cuenta de Twitter que votará "no" a la candidata alemana.

Tampoco los liberales han adelantado durante el debate qué votarán a la tarde, aunque su jefe en la Eurocámara, el rumano Dacian Ciolos, ha dicho que cuenta con Von der Leyen para sacar adelante una legislatura comprometida con la renovación de Europa y que recupere la confianza de los europeos.

Sí ha validado la intervención de Von der Leyen el eurodiputado de Ciudadanos Luis Garicano, quien ha pedido respaldar a la candidata aunque su programa no colme todas las aspiraciones, porque, a su juicio, "es el momento de estar unidos, decir no a los nacionalismos y populismos y sí a una mejor Europa como la que hoy ofrece Von der Leyen".

Los Verdes, por su parte, han considerado decepcionante la intervención de la aspirante a dirigir la Comisión y votarán en contra, porque creen que falta concreción en promesas como elevar los objetivos de reducción de emisiones.

La extrema derecha de Identidad y Democracia, grupo impulsado por la Liga de Matteo Salvini y Reagrupación Nacional de Marine Le Pen, ha dicho claramente que votará en contra, algo que la propia Von der Leyen ha agradecido durante el debate: "Me siento aliviada", ha zanjado.