Xenófobos italianos reciben al grito de "gitana" y "espero que te hayan violado" a la capitana del 'Sea Watch 3'

Publicado 29/06/2019 15:34:47CET
La capitana del 'Sea Watch 3', Carola Rackete, detenida en Lampedusa
La capitana del 'Sea Watch 3', Carola Rackete, detenida en LampedusaREUTERS / GUGLIELMO MANGIAPANE

El buque está confiscado, detenida la capitana y los migrantes han sido trasladados a un centro de acogida

ROMA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de xenófobos recibió anoche a la capitana del barco de rescate 'Sea Watch 3', la alemana Carola Rackete, con gritos insultantes contra ella por haber desobedecido las órdenes de las autoridades italianas para desembarcar en Lampedusa a 40 migrantes rescatados en el Mediterráneo.

"¡Espero que te violen cuatro negros!", "¡Ponedle las esposas!", "¿Te gustan las pollas negras?" o "¡Primero los italianos! ¡Primero los italianos!", han sido algunos de los gritos que se han registrado en una grabación de vídeo publicada por los medios de comunicación italianos del momento del desembarco y detención de la capitana del buque de bandera holandesa.

El vídeo obtuvo relevancia tras ser publicado en la página de Facebook de la sección del partido ultraderechista Liga en Lampedusa, aunque posteriormente fue eliminado.

"¡Vete a Holanda, gitana!", "¡Debería darte vergüenza!" o "¿Fuiste a Génova cuando se hundió el puente?" han sido algunas de las frases que han espetado los ultraderechistas a la capitana del buque de la organización humanitaria Sea Watch, en referencia esta última al hundimiento del puente de Génova en agosto del año pasado, en el que murieron 43 personas.

"La sección Liga Lampedusa quiere señalar que no tiene nada que ver con esas frases racistas y que condenamos todas las formas de racismo. No estamos en contra de los inmigrantes, unas personas desgraciadas. Cualquier persona civilizada acogería a una persona necesitada", han publicado posteriormente desde Liga Lampedusa.

"Además de cualquier forma de racismo, condenamos a estas ONG que, en nuestra opinión, son asociaciones criminales que trafican con carne humana ganando un buen dinero gracias a las donaciones de sus simpatizantes y quién sabe qué otras actividades", ha apuntado por su parte Liga Sicilia.

EN ARRESTO DOMICILIARIO

Rackete ha pasado la noche en el cuartel de la Guardia Financiera de Lampedusa para entrar en situación de arresto domiciliario y a la espera de un posible traslado a Sicilia, mientras los alrededor de 40 migrantes rescatados por el navío han desembarcado ya en tierra firme y están en el centro de acogida de la localidad italiana.

La ONG ha confirmado que el barco se encuentra confiscado y los inmigrantes ya están recibiendo atención médica, según ha explicado el portavoz Ruben Neugebauer a la agencia alemana DPA. Aún no está claro cuál será el destino de los inmigrantes. Varios estados miembros de la Unión Europea, entre ellos Alemania, se mostraron dispuestos a dar acogida a los refugiados.

La capitana fue arrestada por violar, durante su entrada por la fuerza en el puerto de Lampedusa, el artículo 1100 del código de navegación: resistencia contra barcos de la autoridad, que contempla una pena de entre 3 a 10 años de cárcel.

Sin embargo, Rackete no ha sido acusada de intento de naufragio por embestir supuestamente contra una patrulla policial durante su entrada en el puerto, tal y como ha denunciado el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Según las imágenes captadas por los medios italianos, un bote patrullero de la Guardia de Finanzas intentó obstruir la entrada del 'Sea Watch 3', pero finalmente acabó encajado entre el barco de rescate y el muelle, con su tripulación dentro. Salvini ha acusado a la capitana de poner en peligro las vidas de los agentes involucrados.

A bordo del barco también había varios diputados italianos que tocaron tierra junto a los inmigrantes. El parlamentario del Partido Democrático Graziano Delrio explicó que Rackete quería haber entrado horas antes pero le pidieron paciencia por si se resolvían las negociaciones para desembarcar a los migrantes en puerto seguro.

"Al final, nadie le dio permiso y la situación se había vuelto demasiado crítica, por lo que la capitana decidió entrar en el puerto", ha explicado en comentarios recogidos por 'La Repubblica'.

El diputado de Izquierda Italiana Nicola Fratoianni ha lamentado la situación. "Esta odisea finalmente ha terminado pero ¿cómo es posible que hayamos tenido que llegar a esto? Han visto lo fácil que ha sido desembarcar a 40 personas. ¿Cómo es posible?", se preguntó.

Contador

Para leer más