Xi pide al Ejército chino que esté preparado "para la batalla"

Xi Jinping En El G20
REUTERS / SERGIO MORAES - Archivo
Publicado 05/01/2019 4:26:21CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente chino, Xi Jinping, ha asegurado este viernes en una rueda de prensa que las Fuerzas Armadas de China deben fortalecer su sentido de urgencia y hacer todo lo posible para prepararse "para la batalla", ante la posibilidad de tener que actuar en un conflicto.

China está dispuesta a reforzar su Ejército en plena disputa territorial en el Mar Meridional de China y la escalada de tensión con Estados Unidos en materia de comercio y el estatus territorial de Taiwán.

Según una rueda de prensa recogida por la agencia estatal china de noticias Xinhua, Xi ha dicho durante una reunión con las principales autoridades militares del país que China se enfrenta a cada vez más riesgos y desafíos, por lo que las Fuerzas Armadas deben trabajar para garantizar su seguridad y desarrollo como nación.

El presidente chino, que también es el presidente de la Comisión Central Militar, ha dicho que las fuerzas de seguridad del país deben desarrollar estrategias "para una nueva era" y asumir responsabilidades, como prepararse ante una guerra.

"El mundo se está enfrentando a un periodo de cambios sustanciales nunca vistos en más de un siglo y China todavía está en un periodo muy importante de oportunidades estratégicas y desarrollo", ha apuntado.

Xi ha asegurado que las Fuerzas Armadas de China tienen que ser capaces de responder rápidamente ante emergencias, así como mejorar sus operaciones conjuntas rápidamente y adaptarse ante las nuevas formas de combate.

Las declaraciones del presidente se han producido después de que asegurase el pasado miércoles que China todavía se reserva el derecho de utilizar la fuerza para garantizar la "reunificación" con Taiwán y evitar la independencia de la isla.

El discurso de Xi sobre Taiwán se dio tan sólo unos pocos días después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, firmase una ley en la que reafirmaba el compromiso de Estados Unidos por la seguridad de la población taiwanesa.

Contador