Actualizado 15/11/2018 20:33 CET

Yemen es "el peor lugar del mundo para vivir" para las mujeres, según Oxfam Intermón

Una mujer con su hijo malnutrido en un hospital de Saná, Yemen
REUTERS / KHALED ABDULLAH - Archivo

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Oxfam Intermón ha recalcado este jueves que Yemen es "el peor lugar del mundo para vivir" para las mujeres, al tiempo que ha pedido "acciones urgentes" para evitar que catorce millones de personas sufran hambruna en el país.

En informe 'Yemen: la crisis implacable', la ONG ha manifestado que el impacto del conflicto sobre las mujeres "es tan grande como tan poco visible" y ha detallado que "las mujeres, las niñas y los niños representan el 76 por ciento de las personas desplazadas, que son las más vulnerables al abuso y a la explotación".

Asimismo, ha indicado que hay 1,1 millones de mujeres embarazadas que sufren de malnutrición aguda, con las graves consecuencias que tiene esto para ellas y sus hijos.

"Llueve sobre mojado para ellas, que ya antes del conflicto ocupaban sistemáticamente el último puesto en las clasificaciones que evalúan la brecha de género", ha apuntado Paula San Pedro, autora del informe. "Por ejemplo, en el lado educativo ha habido una caída de la escolarización de las niñas en 2017 tanto en primaria como en secundaria", ha agregado.

"Mientras los niños están inscritos en un 91 y un 48 por ciento, respectivamente, la tasa de las niñas corresponde a un 77 y un 33 por ciento y la brecha se sigue acentuando con el conflicto", ha dicho.

En este sentido, Oxfam Intermón ha argumentado que el conflicto, la crisis económica, la inseguridad alimentaria y el colapso de los servicios básicos han llevado a casi la mitad de la población al borde de la hambruna, un año después de que Naciones Unidas declarara el país como la peor crisis de seguridad alimentaria del mundo.

"La situación desde entonces no ha dejado de empeorar", ha explicado San Pedro, quien ha manifestado que "a falta de que se publiquen los últimos datos, está claro que el país avanza sin pausa hacia una hambruna".

"Esta guerra ha disparado todos los índices a niveles históricos. En julio 2017, 6.8 millones estaban a un paso de la hambruna. En noviembre 2018, todo apunta a que esa cifra podría llegar a 14 millones. Estamos ante una situación sin precedentes", ha alertado.

La ONG ha dicho que actividades tan básicas como comprar alimentos se han convertido en una amenaza y ha subrayado que la cesta básica de supervivencia para una familia ha aumentado en un 142 por ciento, lo que impide cubrir las necesidades mínimas.

"Como consecuencia, muchas familias están reduciendo su alimentación a una comida al día y muchas otras utilizan agua no potable, a pesar de todos los riesgos que conlleva, ya que no pueden comprarla", ha argüido la organización.

Así, ha enumerado que el 75 por ciento de la población no tiene más que la ayuda humanitaria para sobrevivir, mientras que la tasa de pobreza ha pasado del 30 por ciento al 52 por ciento desde el inicio del conflicto, con un 19 por ciento de la población en la extrema pobreza.

LA SITUACIÓN EN HODEIDA

Por otra parte, la ONG ha hecho hincapié en el impacto de la ofensiva de la coalición militar que encabeza Arabia Saudí contra la localidad de Hodeida (oeste), controlada por los huthis, y ha resaltado que "está poniendo una vez más en jaque a la población civil, que vive atemorizada ante los ataques".

"El principal hospital ha sido tomado por las fuerzas gubernamentales, los civiles están sitiados y la mayor parte de las carreteras que conectan con el resto del país están cerradas", ha recordado.

En este sentido, ha incidido en que "la ofensiva avanza sin tregua hacia el puerto y hay una amenaza real de que éste sea dañado o destruido, lo que podría suponer una hecatombe para el país".

"El puerto de Hodeida es clave en la supervivencia de los yemeníes. Por él pasa el 70 por ciento de los alimentos y del petróleo que importa el país, así que cualquier interrupción podría tener efectos desastrosos en el funcionamiento del país sobre todo en la llegada de alimentos y suministros humanitarios", ha advertido Intermón Oxfam.

La ONG ha recordado que la ciudad "ya era una ciudad hambrienta antes de esta ofensiva", con más de 800.000 personas al borte de la hambruna en 2017 y el 25 por ciento de los niños y niñas en situación de desnutrición, además de ser el epicentro del brote de cólera registrado en el país.