Unas 4.000 personas con enfermedades avanzadas en Canarias logran "darle más vida" a sus días con 'la Caixa'

Unas 4.000 personas con enfermedades avanzadas en Canarias logran "darle más vid
CEDIDA POR 'LA CAIXA'. VAN STOKKUM, ALBERTO
Publicado 27/03/2019 14:54:39CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas 4.000 personas con enfermedades avanzadas y más de 8.000 familiares han podido "darle más vida" a sus días en los últimos diez años, gracias al apoyo del Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de 'la Caixa'.

"Cuando no se puede dar más días a la vida, hay que darle más vida a esos días", esa es la filosofía que se persigue con este programa, expuso en la presentación del balance del programa el director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes.

El programa, que en Canarias comenzó en Las Palmas de Gran Canaria hace diez años, se implantó en 2014 en Santa Cruz de Tenerife, y que se encuentra radicado en todas las comunidades autónomas de España, así como en Portugal o México, persigue "estar al lado de las personas" cuando llega su final para que puedan cerrar sus biografías con "un sentido", explicaba la directora del área de Pobreza y Salud de la Fundación Bancaria 'la Caixa'.

Para ello, se trabaja en red, partiendo desde el impulso del programa de la entidad y trabajando con 42 equipos multidisciplinares de entidades sociales y sanitarias con más de 200 profesionales, siendo la mayoría del área de psicología junto a trabajadores sociales y profesionales de la sanidad, además de agentes pastorales. En este marco tiene un papel importante 'los imprescindibles', como han llamado a los voluntarios, más de 1.000.

En el caso de Canarias, en Santa Cruz de Tenerife se trabaja con los hospitales de Nuestra Señora de la Candelaria, San Juan de Dios, Febles Campos, el Hospital Universitario de Canarias y en La Gomera con el Hospital de la isla a través de Cruz Roja; mientras que en Las Palmas de Gran Canaria el trabajo se desarrolla a través de la Fundación Canaria de Investigación Sanitaria (FUNCANIS) en los hospitales de Gran Canaria Dr.Negrín y en el Materno-Insular. Todo ello se ve apoyado, además, por equipos de atención domiciliaria.

Para hacer efectivo este trabajo, la entidad financiera destinó en los últimos diez años 1,82 millones de euros para acompañar a los casi 4.000 pacientes y algo más de 8.000 familiares ante la situaciones que le plantearon enfrentarse a una enfermedad paliativa, que matizaron no siempre es de carácter oncológico.

Por su parte, el subdirector general de la Fundación Bancaria 'la Caixa', Marc Simón, destacaba que en el transcurso de desarrollo del programa se ha avanzado también en la formación tanto de profesionales como de los familiares para lo que nace la Escuela de Cuidadores.

Agregó que la misma incluye talleres sobre el cuidado diario o la gestión de emociones, entre otros, ya que se entiende como otra forma de ayudar a pacientes y familiares ante la evolución de la enfermedad.

Simón también se refirió a los factores de vulnerabilidad con los que se encuentran estos pacientes, donde además del psicológico o la situación socioeconómica, está la capacidad cuidadora de la familia. En este sentido, expuso que si bien el 95,90 por ciento tiene familia, esto "no quiere decir que tenga asegurado el cuidado" porque ante este tipo de situaciones, la familia se plantea el "problema" de cómo cuidar al enfermo.

LA IMPORTANCIA DE ATENDER LA PARTE PSICOSOCIAL

Por su parte, el director científico del Programa y participante de la Estrategia para Cuidados Paliativos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Xavier Gómez-Batiste, explicó que el objetivo de esta acción nace para atender necesidades cuantitativas pero, sobre todo, las cualitativas, las necesidades psicosociales del paciente y sus familiares.

Así, resaltó la importancia de atender los aspectos cualitativos en cuanto a las necesidades de las personas una vez que le diagnostican la enfermedad progresiva, donde además de tener necesidades para combatir el dolor, también se encuentran con otras relacionadas con la espiritualidad, lo social o la preocupación por la familia.

De este modo, apuntó que el programa busca generar la "evidencia" para que esa necesidad se atienda, esa parte psicosocial de los pacientes. Todo ello, añadió, porque consideró que "una sociedad que sabe cuidar a quien lo necesita, es una sociedad que mejora".

En relación con ello, el jefe de Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Materno Insular y director del EAPS Funcanis en Las Palmas, el doctor Juan Manuel Almeida, admitió que si bien existen más programa, este "cubre un déficit que desgraciadamente los servicios de salud no daban", ya que se trata de una acción que viene a complementar la atención que se da en el servicio público.

Además, Almeida también resaltó que en el caso de los equipos que se dedican a este tipo de trabajo, les ayuda en situaciones en las que afirmó que se hunden.

Almeida explicó que son los profesionales los que, con las herramientas que les dan desde el programa, ellos conocen las necesidades de los pacientes para derivarlos a uno u otro programa.

"ÁNGELES" Y "SALVAVIDAS"

En el acto de balance del programa intervinieron dos personas que se han beneficiado del programa, una paciente y un familiar, apuntando la paciente que su experiencia con el programa le ha ayudado a "valorar lo que tienen día a día" y definiendo a los profesionales de paliativos como "ángeles".

La familiar de un enfermo, por su parte, ha admitido que las personas que trabajan en el programa han sido para ella y su familia "muy importante", como "un salvavidas en medio del océano", ya que destacó el aprendizaje que les da para gestionar todas las situaciones a las que se enfrentan.

ESPAÑA TIENE "BUENOS" PROGRAMAS

En cuanto a si se ha producido un avance en España sobre los programas de cronicidad, el Dr. Xavier Gómez-Batiste, consideró que existen "buenos" programas de cronicidad avanzada, si bien admitió que el envejecimiento de la sociedad y la enfermedades avanzadas ha venido como un "tsunami de proporciones enormes".

Por ello, consideró que existe una necesidad de actualizar los programas públicos paliativos para "reconocer la necesidad psicosocial de los pacientes" y avanzar para atender "más precozmente" a más pacientes que no solo vienen de enfermedades oncológicas.

Finalmente, aseguró que lo que se prioriza en el programa "es el derecho a la buena atención" porque hay personas, como citó a modo de ejemplo los dementes, que "no tienen voz".

Contador

Para leer más