Publicado 11/05/2016 18:22CET

Alumnos de la ULL inician una campaña contra la pobreza

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Dieciséis alumnos de Segundo del Grado de Periodismo de la Universidad de La Laguna han iniciado desde hace dos semanas una campaña de sensibilización contra la pobreza en Canarias llamada 'Misión Pobreza ULL', iniciativa que surge a raíz de una de las asignaturas que cursan este año: Opinión Pública.

Mediante diversas actividades, reuniones y movilizaciones a través de las redes sociales, los estudiantes implicados pretenden dar a conocer los alarmantes datos de pobreza y exclusión social que existen en Canarias, así como ayudar de manera directa a organizaciones que se encargan de hacer frente a estos problemas.

Tras varias recogidas de alimentos en las que participaron decenas de personas, consiguieron recaudar más de 60 kilos de comida que fueron donados al Banco de Alimentos, una de las ONG con la que han podido colaborar a lo largo de la campaña.

"Dedicamos nuestra labor a la erradicación de la pobreza en Canarias y de todos los obstáculos para el desarrollo social que este problema ocasiona. Tanto el derroche de alimentos o la situación de insuficiencia alimenticia bajo la que viven muchos individuos y familias en nuestra sociedad como los estigmas sociales que genera el concepto pobre son los puntos clave a combatir sobre los que gira nuestro proyecto", aseguran desde Misión Pobreza ULL.

Este grupo de estudiantes hace hincapié en los alarmantes datos que existen en el archipiélago: según Cáritas, el 37% de los canarios viven en riesgo de exclusión social y el 57% de los pensionistas viven por debajo del umbral de la pobreza porque cobran pensiones que no alcanzan los 700 euros mensuales.

El alumnado participante en esta campaña señala que es "muy paradójico" que con la situación de pobreza y precariedad alimenticia que se da en Canarias, los datos sobre desperdicio de comida sean "tan alarmantes". Se estima que el 97,4% de los canarios desperdicia una cantidad de comida por valor de 40 euros al mes, lo que supondría unos 500 euros anuales por persona.

Además, los supermercados tiran directamente a la basura el 5% de sus productos, los hogares, por su parte, un 42% de lo que consumen, la industria el 39% y los restaurantes el 14%.