La Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui tacha de "alarmante" la situación de los presos políticos

Actualizado 25/09/2008 16:10:06 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui ha tachado hoy de "alarmante" la situación de los presos políticos y mostró su preocupación por la situación en el territorio saharaui, motivo por el que cerca de una veintena de personas acudieron ante el Consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria para hacer entrega de una carta al cónsul, "que no se ha podido entregar", según informó a Europa Press la vocal de la asociación, María del Carmen Cabrera.

"Intentamos hacer entrega de la carta, algo que no hicimos porque no lo hacemos, por motivos de seguridad, cuando no hay medios de comunicación. Estuvimos delante del Consulado pidiendo lo de todos los meses desde hacer 3 años: la liberación inmediata de todos los presos políticos saharaui y que se ponga fin a la operación contra dicho pueblo", dijo.

De esta manera, en dicho documento, la asociación expresó su preocupación "ante la situación degradante de los derechos humanos que vive la población saharaui bajo ocupación marroquí, como consecuencia del sistema represivo implantado en el territorio del Sahara Occidental mediante el despliegue de múltiples unidades dirigidas a maltratar, secuestrar y torturar a los manifestantes pacíficos saharauis, y a la persecución y hostigamiento de los defensores de derechos humanos, impidiendo el ejercicio de sus derechos fundamentales y la libre expresión de sus derechos legítimos a la autodeterminación".

Además, hicieron hincapié en la "alarmante" situación en la que viven los presos políticos saharauis, "Presos que han sido interrogados bajo torturas, sometidos a juicios sin garantías y condenados de forma ilegal. Internacionalmente son reconocidos como presos de opinión".

Indicaron también que los presos tienen que sobrevivir en condiciones "infrahumanas", "agotados" por las pruebas que afrontan y corren el riesgo de sufrir secuelas irreversibles para el resto de su vida.

Por otra parte, la carta exigió el esclarecimiento del destino de los más de 500 desaparecidos saharauis, el cese de la persecución y del hostigamiento a los defensores de los derechos humanos saharauis, y la condena de los culpables.

Finalmente, la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui vio como "única salida" el cumplimiento por parte de Marruecos de la legalidad internacional sobre el territorio del Sahara Occidental y la celebración del Referéndum de Autodeterminación como única vía de lograr la paz y la estabilidad en la zona.