El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife invertirá casi 160.000 euros en la rehabilitación de la zona de baño de Añaza

Publicado 02/04/2019 15:11:19CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife adjudicó este lunes a la empresa Elfidio Pérez S.L. la obra para acometer la rehabilitación de la zona de baño de Añaza, por un importe de 159.616 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Bermúdez explicó que el acuerdo de la Junta permitirá no solo la mejora del punto de acceso al mar, sino también del ámbito más próximo, con el acondicionamiento de la zona de solárium y la instalación de nuevo mobiliario y parque infantil, entre otros aspectos.

El alcalde destacó también que el proyecto da respuesta a la demanda de los vecinos de Añaza y que la obra contará con un equipamiento renovado y atractivo, del que se beneficiarán también el resto de vecinos del distrito Suroeste y de todo el municipio.

Por su parte, el concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, precisó que la obra incluye el acondicionamiento de la rampa de acceso, además de la ampliación de solárium y la mejora de las canchas deportivas y la creación de un parque infantil.

Además, se corregirá la pendiente de la rampa de acceso al mar para mejorar su seguridad y funcionalidad; se ejecutará una escalera lateral de un metro de ancho y se recolocará el pasamanos existente, además de colocar otro nuevo en lado oeste.

La zona actual de solárium se extenderá con la colocación de nuevas losas y se instalará una pasarela de madera para facilitar el tránsito y uso por parte de personas con discapacidad.

Otro de los aspectos incluidos en el proyecto se refiere a la integración del espacio entre la escollera y la rampa, de modo que se diseñará una zona de juegos infantiles y se colocarán aparatos biosasaludables.

Para evitar el riesgo de caídas se colocará una barandilla de acero galvanizada.

El Ayuntamiento aprovechará la actuación para mejorar las canchas deportivas existentes, con un nuevo pavimento y pintado, y la colocación de líneas de piedras perimetrales para evitar que los vehículos las invadan.

El proyecto prevé la posibilidad de instalar un quiosco bar en la zona de solárium más protegida del viento, con espacio para una terraza de unos 50 metros cuadrados de superficie.

Contador