Actualizado 17/06/2012 9:00:24 +00:00 CET

Una cadena humana contra las prospecciones petrolíferas en Canarias recorre este domingo una playa de Barcelona

Cadena Humana Que Se Organizó En Lanzarote El Pasado 26 De Mayo
CEDIDO POR CABILDO DE LANZAROTE

Los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura animan a la población a participar

ARRECIFE (LANZAROTE), 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura han animado a la población de Catalunya a participar en la cadena humana contra las prospecciones petrolíferas en las costas de Canarias que tendrá lugar este domingo, 17 de junio, a las 18.00 horas en la Playa de la Barceloneta (Zona Somorrostro).

Según informa la Corporación insular lanzaroteña, esta iniciativa forma parte de una campaña nacional e internacional que se emprenderá desde las islas para frenar este tipo de actividad industrial en el mar y abogar por el desarrollo e implantación de fuentes de energía renovables y limpias.

En este sentido, el objetivo es que la cadena humana en Barcelona se celebre en un ambiente pacífico y festivo reivindicando la retirada definitiva del proyecto de Repsol aprobado por el Gobierno Español.

El pasado viernes, 16 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó una autorización que permite a Repsol y a dos empresas petroleras de Alemania y Australia realizar prospecciones petrolíferas frente a las costas canarias.

Sin embargo, el Gobierno de Canarias, el Parlamento autonómico, los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura y organizaciones ciudadanas del archipiélago mostraron su rechazo a la iniciativa, ya que consideran incompatible la preservación del medio ambiente y del turismo con el asentamiento de plataformas petrolíferas a escasos kilómetros de las playas canarias.

EL CABILDO TEME UN VERTIDO

El Cabildo de Lanzarote hizo especial hincapié en que la amenaza de un accidente o de un vertido de crudo de envergadura, "algo muy frecuente en esta actividad petroquímica", podría afectar a cientos de miles de empleos que ahora dependen del turismo y de la salud ambiental de sus costas.

En todo caso, un portavoz oficial de Repsol explicó a Europa Press que la "norma" es que no se produzca ningún tipo de accidente.

Aquí, el Gobierno canario y los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura emprendieron una "batalla jurídica" ante el Tribunal Supremo y el Parlamento Europeo con el objetivo de lograr la paralización de las prospecciones y la retirada definitiva del proyecto industrial.