Actualizado 08/01/2007 21:16 CET

La Cámara sostiene que "los palmeros seguimos siendo canarios de segunda"

TENERIFE (EUROPA PRESS)

El presidente de la Delegación de la Cámara de Comercio de La Palma, Isael Castro, afirmó que "mientras los palmeros sigamos siendo canarios de segunda, no se podrá hablar de desarrollo regional, sino de competitividad interinsular". Castro denunció que "se nos presentan a bombo y platillo planes y proyectos que, años después, siguen quedando reducidos al papel".

Isael Castro abogó por el desbloqueo de los grandes planes insulares "como estrategia para evitar el estrangulamiento económico y empresarial de esta Isla". En su encuentro anual con los medios de comunicación, el presidente de la Cámara de Comercio en la Isla informó que a lo largo de 2006 han asesorado a cerca de mil emprendedores y empresarios, formado a más de 450 profesionales, registrado y gestionado a más de 300 demandantes de empleo y resuelto un centenar de ofertas de trabajo.

Asimismo, se ha trabajado en la consolidación de la Fundación Universidad Ambiental La Palma y en la organización del tercer Foro regional de transportes.

Castro creyó necesario incidir en la advertencia lanzada el pasado año por estas mismas fechas. "La Palma debe acometer un cambio de rumbo para hacer frente a la etapa de recesión económica generalizada que vive nuestra economía. Los datos sobre empleo, el índice de precios al consumo, la capacidad de ahorro, el nivel de endeudamiento o los cambios en los hábitos de consumo ponen de manifiesto una situación económica de incierto futuro que comienza a hacer mella en nuestra Isla", apuntó.

Si bien durante 2006 la Cámara ha reivindicado el apoyo de las administraciones públicas insulares, "hemos comprobado una y otra vez como las grandes asignaturas de esta Isla siguen sometidas a un estado de espera latente. Si queremos que La Palma deje de quedarse a la cola del Archipiélago debemos defender el paso del papel a la acción de esos planes y proyectos que nos presentan a bombo y platillo".

Castro tiene claro que "somos los últimos de la fila y hace falta un mayor diálogo y consenso entre las distintas administraciones, los agentes sociales y empresariales para salir de la agonía económica que sacude actualmente a La Palma". Para el dirigente empresarial, "el mercado único es hoy una verdadera utopía para quienes padecemos, día tras día, el desgaste de la doble insularidad".

Para la Cámara de Comercio resulta obvio que "no hay un trato igualitario y equilibrado con los ciudadanos de nuestra Isla. El futuro de La Palma no puede estar sometido a la precariedad de las comunicaciones con el exterior".

Isael Castro se refirió a que dos años después de su aprobación, la Isla sigue sin Puesto de Inspección Fronteriza, "por no hablar del puerto de Tazacorte, cuyo inoperatividad algunos se han atrevido a atribuir públicamente a la desidia empresarial. Si la realidad pide a gritos un cambio de rumbo, los datos estadísticos no hacen más que avalar esteargumento".

Según los datos en poder de la Cámara, en 2006 sólo se registro un incremento del 1,82 por ciento en las altas del Impuesto de Actividades Económicas, frente al 4,71 registrado en 2005. "Es un dato que, una vez más, no sitúa a la cola del ranking provincial en lo que a crecimiento empresarial se refiere", expuso Castro.

El presidente insular de la Cámara concluyó afirmando que "somos una de las Islas de la provincia con menor capacidad de ahorro, con una negativa evolución de los indicadores turísticos, y con un claro déficit de suelo industrial, que eleva el existente a precios infinitos".