Cruz Roja presta atención psicosocial a 130 pacientes en cuidados paliativos y 442 familiares en la provincia tinerfeña

Sesión individual realizada con un familiar
CRUZ ROJA
Publicado 14/08/2018 16:50:09CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Obra Social 'la Caixa' y la Fundación CajaCanarias impulsan el desarrollo del Programa de Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, que gestiona un Equipo de Atención Psicosocial (EAPS) de Cruz Roja en la provincia de Santa Cruz de Tenerife desde julio de 2015, en convenio con el Servicio Canario de la Salud (SCS), para su desarrollo en el ámbito de los hospitales de la provincia.

Este proyecto se dirige coordinadamente con la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. La intervención desde este programa, dirigida a pacientes y familiares, se ha ido ampliando en estos años. Así, desde mayo de 2016 el EAPS también realiza intervención psicosocial en el Hospital San Juan de Dios en Santa Cruz de Tenerife, y desde noviembre de 2017 en el Hospital Febles Campos, perteneciente al IASS del Cabildo de Tenerife. Además, recientemente este servicio se ha comenzado a ofrecer también en el Hospital de La Gomera.

En este ejercicio ya se han realizado más de 2.000 intervenciones con 130 nuevos pacientes y 442 familiares, gracias a las cuales estas personas pueden expresar sus miedos y dificultades, aprender a afrontar la enfermedad, la pérdida y el dolor. Disminuyen así el riesgo de sufrir ansiedad y depresión y mejoran su autonomía y su capacidad de tomar decisiones.

Para ello, los miembros del EAPS de Cruz Roja, integrado por profesionales de la psicología y personal voluntario especialmente formado para la materia, prestan soporte emocional, psicosocial y espiritual a los pacientes, así como seguimiento de los familiares durante el duelo, una vez que sus allegados fallecen.

El Equipo de Atención Psicosocial, además de trabajar con profesionales del ámbito de los cuidados paliativos, con quienes se abordan situaciones difíciles como la gestión del estrés, participa también en acciones formativas y psicoeducativas, trabajando en red con otros EAPS para generar evidencias y mejorar el modelo de atención a las personas, siguiendo un plan de formación continuada.

El voluntariado cumple un papel esencial dentro del proyecto, ya que presta acompañamiento a los pacientes tanto en los centros hospitalarios como en sus domicilios. Esta actividad permite a los pacientes convivir y relacionarse con otras personas, y a los familiares disfrutar de momentos de respiro en los cuidados. Actualmente, ocho personas participan en el proyecto a través del voluntariado.

PARTE DE LA VIDA.

Tal y como comenta José Manuel Rocha, voluntario de acompañamiento a pacientes con enfermedades avanzadas, "en mi caso yo creo que he integrado la muerte como parte de la vida, a mirarla de frente y eso me ayuda mucho a vivir con naturalidad, a acompañar a esas personas que a veces sacan temas relacionados con el final y lo hacemos de una forma natural, incluso divertida, curiosa y entonces todo como deja de ser una preocupación o un problema, sino que es un tema más".

Cruz Roja Española y la Obra Social 'la Caixa' pretenden con este programa complementar la actuación de la Administración en el ámbito de los cuidados paliativos para conseguir una atención integral que tenga en cuenta también los aspectos psicosociales.

"No sólo atendemos si hay depresión. También las necesidades que surgen al final de la vida, que muchas veces son espirituales, como poder revisar la vida, cerrar asuntos pendientes, poder irse tranquilo, dar un sentido a lo vivido y que tenga una continuidad después". Explica Gemma Roquerias, coordinadora del Programa de Atención Psicosocial a Pacientes con Enfermedades Avanzadas de Cruz Roja en la provincia tinerfeña.

En la actualidad, este programa de la Obra Social 'la Caixa' tiene 42 Equipos de Atención Psicosocial (EAPS) en el total del país, con presencia en todas las comunidades y en 33 provincias, además de en la Ciudad Autónoma de Ceuta. De los mismos, además de en Tenerife, Cruz Roja lo gestiona en las provincias de Cádiz, Almería, la comarca de Granollers en Barcelona, A Coruña y Castellón, colaborando con los hospitales públicos y los centros de atención primaria de dichos territorios.

Marga Abreu, usuaria del programa de atención psicosocial a pacientes y familiares de personas con enfermedades avanzadas, perdió a su marido hace meses y relata cómo ha sido su experiencia en el programa: "Nadie quiere morirse. Nadie quiere que llegue el momento. Pero es que llega. Y lo mejor es estar preparado para eso. Y ellos son los que se encargan de hacer ese trabajo. Cuando ya puedes hablar abiertamente con tus hijos o con tu marido de que esto va a pasar, de que va a morir, todo se lleva mucho mejor. Dar ese paso cuesta mucho, y son ellos (el EAPS de Cruz Roja) los únicos que están preparados para ayudarte, para hacértelo ver".

"Que una persona ajena a la familia te reciba, te escuche y tú le puedas decir, pues mira, estoy cansada, tengo esta duda, tengo la otra, es un gran apoyo. Incluso si tienes que llorar, lo haces mejor con la psicóloga que con tu propia familia porque no quieres darle esa sensación de que ya todo está muy mal y de que se nos va", explica Bella Elisa, otra usuaria del programa que, en su caso, tuvo que enfrentarse a la pérdida de su marido.