Detienen a tres hombres que asaltaron de forma violenta una finca de Mogán (Gran Canaria) e hirieron al propietario

Agentes de la Guardia Civil entrando en una vivienda
Agentes de la Guardia Civil entrando en una vivienda - GUARDIA CIVIL
Publicado: jueves, 13 junio 2024 13:22

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Puerto Rico, en el municipio de Mogán (Gran Canaria), ha detenido a tres hombres de diferentes nacionalidades, entre los días 30 y 31 de mayo, como presuntos autores de los delitos de homicidio en grado de tentativa, robo con violencia e intimidación en casa habitada, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas, después de asaltar una finca en Mogán para llevarse dinero y objetos de valor empleando para ello un arma de fuego, una cadena de hierro y armas blancas.

Los hechos se remontan al 24 de mayo cuando la Guardia Civil, a través de la activación de los servicios de emergencia que acudieron a la finca a atender a la víctima tras producirse el asalto a la finca, tuvieron conocimiento de lo ocurrido, iniciando entonces una investigación después de que el herido interpusiera una denuncia en el cuartel del cuerpo policial.

Según expuso la víctima e informa la Guardia Civil en nota de prensa, el día de los hechos tres hombres irrumpieron en una finca abalanzándose sobre el propietario, a quien golpearon con puños, patadas y una cadena. Además uno de los asaltantes encañonó a la víctima con un arma de fuego en el pecho para que le entregara el dinero que tuviera en la propiedad.

En el momento de los hechos en la finca estaba presente el nieto del propietario y otro hombre, que residía en el lugar ejerciendo las labores de cuidador, quien al temer por la vida del niño, lo protegió con su cuerpo mientras intentaba huir hacia el interior de la vivienda.

Sin embargo, el asaltante que llevaba el arma de fuego lo agarró por el cuello y poniendo el cañón de la pistola en su costado lo obligó a entrar en la casa para buscar dinero, al tiempo que intentaban inmovilizar al propietario con una cuerda, si bien el mismo se defendía y resistía a sus atacantes hasta que lo arrojaron por una ladera en desnivel de 15 metros de longitud, lo que provocó que quedara inconsciente y tendido detrás de un árbol al golpearse la cabeza.

Los asaltantes sustrajeron 350 euros y huyeron rápidamente del lugar en un vehículo para evitar ser sorprendidos por la Guardia Civil.

Con toda esta información, la Guardia Civil de Puerto Rico realizó entrevistas, interrogatorios y distintas indagatorias que confirmaban los hechos relatados por la víctima, de tal forma que los datos recabados por el Equipo de Policía Judicial en las primeras actuaciones permitieron conocer la identidad de los tres asaltantes, en base a las manifestaciones de los testigos y afectados, y en unión a los resultados de los operativos y otros elementos de prueba descubiertos durante la investigación.

Los agentes comprobaron que se trataba de un grupo muy peligroso debido a la naturaleza de los hechos y los antecedentes de los ahora detenidos, ya que uno de ellos era conocido por las fuerzas de seguridad de la isla por tener numerosos antecedentes policiales por delitos violentos y de tráfico de drogas.

Además esta persona estaba reclamada por unidades de Guardia Civil y Policía Nacional para proceder a su detención e investigación por delitos de lesiones, seguridad vial y orden público, sin embargo al ser localizado en varias ocasiones por diferentes cuerpos policiales para intentar proceder a su detención por causas policiales pendientes, emprendía su huída conduciendo un vehículo a gran velocidad, llegando a poner en grave peligro la vida y seguridad de los ciudadanos.

Por ello, ante la naturaleza de los hechos y los antecedentes de los presuntos autores, la Guardia Civil organizó dos dispositivos operativos especiales para la localización y detención de los tres asaltantes.

En uno de los dispositivos especiales, dos de los asaltantes fueron detenidos cuando se desplazaban con un vehículo y tras un minucioso seguimiento controlado para evitar que pudieran huir tras detectar la presencia policial, quedando intervenida tras estos arrestos un arma de fuego casera escondida en una maceta en las proximidades del domicilio de uno de ellos.

Respecto al tercer asaltante, y más peligroso del grupo, que es el que empleó un arma de fuego en la finca, fue localizado en su domicilio el 31 de mayo, cuando se realizó una entrada y registro con la USECIC, que es una unidad especializada en realizar entradas y detenciones de personas peligrosas, perteneciente a la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas.

En este registro se arrestó al último de los asaltantes, al que se le intervino 1,3 kilos de hachís, 15 gramos de cristal de cocaína y elementos para su venta y distribución que fueron puestos a disposición judicial en unión de los detenidos en el Juzgado de Instrucción Número 2 de San Bartolomé de Tirajana en funciones de guardia, acordando el ingreso en prisión provisional de los tres investigados.