La economía canaria caerá un 1% en 2013, según CEOE

Actualizado 21/05/2013 12:22:43 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La recesión de la economía canaria se extenderá al menos hasta el final de 2013 y el mal comportamiento del consumo interno hará que caiga un 1% este año, según datos del informe de coyuntura económica de CEOE-Tenerife correspondientes al primer trimestre.

El mayor peso relativo del turismo en Canarias, que aunque también cae lo hace menos que la demanda interna, es el factor explicativo de la menor disminución de la actividad económica de Canarias en comparación con la nacional.

Respecto al comportamiento del empleo, la patronal prevé una intensificación de la destrucción de empleo, lo que podría conducir al archipiélago cerca de la barrera de los 400.000 desempleados en el mes de junio, dependiendo de si se modera o no la incorporación de activos al mercado de trabajo.

Según el informe, a partir del mes de agosto y, en especial, en el último trimestre podría comenzar a generarse empleo de forma nacional, pero las previsiones apuntan a que finalizará 2013 con unos 15.000 puestos de trabajo destruidos (-2%) respecto a 2013, una cifra de desempleados alrededor de las 395.000 personas y una tasa de paro del 35% o cercana.

De acuerdo a las estimaciones de CEOE, durante 2013 el número de turistas recibidos en Canarias se reducirá un 3,2%, una caída que será más pronunciada en el primer semestre del año y que se suavizará a partir del verano.

Los turistas extranjeros experimentarán una reducción del 1,5%, unos 150.000 turistas menos que en el año 2012 y un poco por debajo de los diez millones. Esta caída, según la patronal, es fruto de la recaída en la recesión de los principales mercados emisores europeos y será más acusada durante el primer semestre del año.

En cuanto al turismo nacional, su evolución será aún más negativa a causa de la pronunciada recesión económica, con una caída en el número de visitantes nacionales en torno al 15%, similar a la de 2012, lo que supondrá unos 225.000 turistas menos respecto al pasado año.