Publicado 28/01/2021 19:53CET

El Gobierno aprueba aplazamientos fiscales hasta octubre por importe de 236 millones para empresas y autónomos

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez
El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez - EMETERIO SUAREZ / EMETERIO SUAREZ - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado este jueves un decreto ley en el que fija los aplazamientos fiscales a empresas y autónomos por importe de 236 millones con el fin de ayudar y dar liquidez al tejido productivo de las islas.

Así lo ha adelantado en rueda de prensa el vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, que ha detallado que se aplaza el pago de los tributos del IGIC y el AIEM correspondientes al primer trimestre durante seis meses, de tal manera que se podrán abonar el 20 de octubre y sin intereses de demora, por importe aproximado de 194 millones.

Además, a los que se habían acogido al aplazamiento de los tributos fraccionados, se les amplía el plazo seis meses más y sin intereses, con un cantidad estimada de 41,8 millones, y se ha incluido también a los contribuyentes que ya estaban en fase ejecutiva, a quienes se les permite aplazar pagos durante otros seis meses --siempre que la pérdida de pago sea posterior a la declaración del estado de alarma--.

El acuerdo será publicado este viernes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) y el Ejecutivo, para afrontar la pérdida de ingresos, suscribirá una póliza de crédito, ha señalado Rodríguez, subrayando, a modo de ejemplo, que la comunidad autónoma gasta al mes 850 millones de euros.

Sobre las ayudas directas de 165 millones "y a fondo perdido", ha insistido en que "están garantizadas" con fondos europeos que se están reprogramando con el Estado y la UE pero "si hubiera alguna dificultad", se ejecutarán con fondos propios.

Las bases las elaborarán las consejerías de Turismo y Comercio y Economía y Empleo, bajo la coordinación de Hacienda, y se orientarán a los sectores económicos "más dañados" por la crisis "y lo antes posible", caso de restaurantes, tiendas comerciales, gimnasios, locales de ocio nocturno o alojamientos turísticos.

Rodríguez ha admitido que es un proceso "complejo" pero se hará "con rapidez y transparencia" y en diálogo con los subsectores afectados, las cámaras de comercio y las corporaciones locales, subrayando en todo caso que son medidas "paliativas" dado que lo mejor para la economía es "controlar" la pandemia.

Además, ha destacado la "generosidad" del Ejecutivo por afrontar unas ayudas directas que no son de su competencia --solo lo hace Alemania-- y avanzado que habrá 7 millones adicionales más procedentes de la Consejería de Economía más lo que pueda movilizar también la Consejería de Turismo a través del presupuesto ordinario de 2021.

Rodríguez ha valorado igualmente que las empresas que se beneficien de los aplazamientos fiscales podrán solicitar las ayudas.