El Gobierno canario adjudica por 21,7 millones el proyecto del enlace Chafiras-Oroteanda

Publicado 25/10/2018 15:15:29CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias ha firmado el contrato de ejecución de las obras del tercer carril de la TF-1, tramo San Isidro-Las Américas, enlace Las Chafiras-Oroteanda, en la isla de Tenerife.

El contrato ha sido adjudicado a la UTE Ferrovial Agroman S A.-Ten Asfaltos-Excavaciones Óscar del Castillo, por un presupuesto de 21.797.785,89 euros y un plazo de ejecución de 30 meses, y la obra comenzará a ejecutarse en las próximas semanas.

"Esta obra dará solución a los problemas de tráfico que se dan en el enlace de Las Chafiras y que afectan también a la autopista TF-1 al prolongarse las retenciones hasta su tronco. Esta infraestructura solucionará los problemas de seguridad vial y la pérdida de capacidad de servicio del tramo que discurre entre San Isidro y Las Américas, que provocan una continua situación de congestión del tráfico en el sur de Tenerife", señaló en una nota el consejero.

Asimismo, Pablo Rodríguez puntualizó que esta actuación es una de las principales intervenciones proyectadas para la isla de Tenerife, importante en la medida en que dará respuesta a la congestión de tráfico que se produce en la TF-1, por donde circulan a diario unos 75.000 vehículos, y añadió que "el proyecto proporcionará mayor seguridad al tráfico y disminuirá de forma considerable los tiempos de recorrido".

Para resolver el problema se va a proceder a la remodelación del enlace de Las Chafiras y a la creación del nuevo enlace de Oroteanda, en el extremo oeste de Las Chafiras.

El sistema se completará con la creación de vías colectoras-distribuidoras unidireccionales entre ambos enlaces para garantizar la conectividad con el tronco de la TF-1 mediante un tráfico ininterrumpido.

La nueva infraestructura se desarrollará entre los puntos kilométricos 62+040 y 64+540 de la autopista TF-1 y en los tramos de carreteras cercanas a las vías secundarias TF-65, TF-652 y TF-655, así como en parte del viario urbano del núcleo de Las Chafiras.

El tronco de la autopista TF-1 no se verá afectado como tal en este proyecto, aunque se crearán cuatro ramales de conexión a los nuevos enlaces, se eliminarán cuatro de los existentes y se mantendrán los dos ramales en dirección Santa Cruz.

ENLACE DE LAS CHAFIRAS

El nuevo enlace de Las Chafiras tendrá la tipología de glorieta elevada sobre el tronco de la TF-1, al que salva mediante dos pasos superiores circulares.

A esta glorieta se conectará la TF-65 como eje viario transversal (Los Abrigos- San Miguel), así como los dos ramales hacia Santa Cruz de Tenerife y las dos vías colectoras-distribuidoras en sentido sur.

Los movimientos hacia la capital se realizarán a través de los ramales existentes, que sufrirán una pequeña modificación para acometer la nueva glorieta. En cambio, los movimientos hacia Las Américas se canalizarán por las dos nuevas vías colectoras distribuidoras.

ENLACE DE OROTEANDA

El nuevo enlace de Oroteanda se situará en el punto kilométrico 63+570, en la margen izquierda del Barranco de Archile. Al situarse en el lado oeste del núcleo cerrará, junto al enlace de Las Chafiras, el nuevo sistema viario de toda esta área urbana.

Este enlace ha sido diseñado con una tipología de diamante con pesas, con dos glorietas de 60 metros de diámetro y dos carriles de circulación de 4 metros cada uno.

Los ramales de conexión enlazarán con las vías colectoras-distribuidoras que, a su vez, conectarán con el tronco de la autopista o con el enlace de Las Chafiras.

La conexión entre glorietas se realizará a través de una vía de doble calzada con mediana separadora, que cruzará el tronco de la TF-1 mediante un paso inferior.

La glorieta norte conectará con un camino local hacia la parte alta de Llano del Camello; y la glorieta sur con el nuevo ramal hacia la TF-652 y con la avenida Modesto Hernández.

También se han dispuesto ramales de 'bypass' del enlace en todos los giros a la derecha para mejorar la fluidez del tráfico entre las vías colectoras-distribuidoras y los ramales en dirección Las Américas, al permitir que no haya que pasar por las glorietas.

En cuanto a estructuras el proyecto incluye pasos superiores en los puntos kilométricos 62+196 y 62+314, un paso inferior en el punto kilométrico 63+572 y otro en el ramal 3.

El proyecto de esta obra fue redactado en 2014, pero no fue posible ejecutarlo en su momento debido a los incumplimientos en las transferencias del Estado a Canarias en el marco del convenio de carreteras.

Ya en 2017 el equipo del departamento se puso a trabajar en la actualización y tramitación del proyecto para su licitación, cumpliendo de este modo la Consejería su compromiso con el Cabildo de Tenerife al respecto.