Imponen un año y seis meses de cárcel a los autores del plagio del vallado del Puerto de Arrecife (Lanzarote)

Publicado 05/04/2019 16:42:35CET

ARRECIFE (LANZAROTE), 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal Número 3 de Arrecife (Lanzarote) ha condenado a un año y seis meses de prisión al representante legal de la empresa adjudicataria de obra de vallado de la zona de operaciones y puesto de control de Puerto Naos, en Arrecife, así como al ingeniero al mando de la obra, al considerarlos autores de un delito contra la propiedad industrial en su modalidad de infracción sobre un modelo protegido.

Así, además de la condena penal, la sentencia impone al representante legal de las empresas Hormigones y Construcciones Arrrecife y Hormiconsa Miguel Morales, así como al ingeniero de Hormigones y Construcciones Arrecife Rafael Corujo multas de 6.000 euros a cada uno, así como la obligación de indemnizar a la empresa plagiada --Escofet 1866-- con 80.182,14 euros en calidad de responsables civiles directos, y hace responsable subsidiaria del abono de esta suma a Hormiconsa Canarias S.A., así como a Hormigones y Construcciones Arrecife S.L.

En este caso, la magistrada del citado Juzgado Aitziber Oleaga, ha considerado probado que estas dos personas "copiaron el modelo" (el denominado Sagrera) de la empresa Escofet, que es también "idéntico" al que actualmente protege los perímetros del Puerto de La Luz y de Las Palmas en la capital grancanaria, así como el de Puerto del Rosario en Fuerteventura.

Sobre estos dos puertos, la magistrada no se pronuncia en relación a si existe en estas islas una vulneración del derecho a la propiedad industrial, por no ser de su competencia, aunque invitó a Escofet a "proceder a la averiguación de lo que ha sucedido en Fuerteventura y en Las Palmas de Gran Canaria con la posible imitación de su valla", según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

ALERTA DEL PELIGRO PARA NIÑOS

En relación con ello, mostró su alerta ante la posibilidad de que en Puerto del Rosario y en Las Palmas de Gran Canaria "se haya reproducido un fallo de seguridad detectado en la valla de Puerto Naos, que puede poner en peligro la vida de los niños", ya que la cabeza de un pequeño cabría por en entrerrejado.

En cuanto a la sentencia, declara probado que en noviembre de 2009 la Autoridad Portuaria de Las Palmas presentó a concurso la adjudicación de la Fase I del proyecto que consistía en el vallado de la zona de operaciones y puesto de control en Puerto Naos, donde se preveía la colocación de un vallado perimetral con la especificación de que la valla debía ser el modelo Sagrera de la firma Escofet o similar.

Posteriormente, se hizo con el concurso Miguel Morales con Hormiconsa, de la que era administrador solidario, quien junto con el ingeniero técnico de Hormigones y Construcciones de Arrecife, Rafael Antonio Corujo Gil de Montes, solicitaron según se recoge en el fallo presupuesto a Escofet para el suministro de 107 unidades de la valla Sagrera, es decir, la cantidad de unidades previstas en el proyecto sometido a concurso, cifrando Escofet el valor de compra en 66.875 euros.

Así, en el presupuesto que se envió a los actualmente condenados, el apoderado de Escofet, recoge, les advirtió expresamente de que la empresa ostentaba "la titularidad de los derechos de explotación de los derechos de propiedad intelectual o industrial sobre los productos" que constituían la oferta, advirtiéndole de la "prohibición de su fabricación, comercialización y promoción" al ostentar Escofet un diseño comunitario inscrito en la Oficina de armonización del mercado interior (OAMI).

De todos modos, el 26 de noviembre de 2010, el contrato fue adjudicado a Hormiconsa "al haber ofrecido el precio más bajo".

Contador