Actualizado 28/01/2007 21:00 CET

López Aguilar 'promete' que si gobierna en Canarias habrá cambios y se pasará página "a un modo de entender la política"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia y candidato del PSC-PSOE a la presidencia del Gobierno de Canarias, Juan Fernando López Aguilar, prometió ayer que si llega a gobernar Canarias "habrá cambios y se pasará página a un modo de entender la política". López Aguilar aclaró que viene dispuesto a poner fin a la política de "desprecio a la gente" del PP, y que tiene la intención de recuperar la participación y movilización ciudadana, sobre todo de los jóvenes, a los que dará el mensaje de que su voto "vale lo mismo que el del más poderoso".

"Los canarios no son analfabetos, como algunos pretenden", recalcó López Aguilar en una entrevista con la Cadena Ser Las Palmas, en la que avanzó que no permanecerá hasta el final como ministro de Justicia, cargo en el que "ya me queda poco tiempo", aunque no reveló la fecha en la que se producirá su cambio.

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno de Canarias llamó a la tranquilidad de los que intentan agitar la vida política en las islas, y destacó que como ministro cumple con su labor diaria pese al "desprecio que muestra el PP por la gente". Se refirió, en este punto, a las acusaciones de prevariación a jueces denunciadas por los populares en relación a varios casos de corrupción en el archipiélago en las que están imputados algunos de sus afiliados.

A Juan Fernando López Aguilar le produce una enorme inquietud que no se confíe en que la justicia esclarecerá lo que parece delito y criticó la que a su juicio es una estrategia del PP de hacer parecer sospechosas a todas las instituciones del Estado.

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno de Canarias confió por último en que el PSC-PSOE obtendrá una extensa mayoría en las próxima elecciones porque no está escrito que las islas no sean capaces de producir una mayoría rotunda. Está al alcance de todos", observó.