Manley descarta elecciones y un nuevo referéndum y aboga por "trabajar duro" para explicar el acuerdo sobre el 'brexit'

Publicado 27/11/2018 17:09:57CET
MANUEL LÉRIDA/PRESIDENCIA GOBIERNO DE CANARIAS / M

El embajador británico apela a ser "ambiciosos" con el futuro acuerdo de libre comercio

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, ha descartado este martes que se puedan convocar nuevas elecciones y un segundo referéndum sobre el 'brexit' si el Parlamento británico no apoya el acuerdo alcanzado con la Unión Europea (UE) el pasado fin de semana.

En un desayuno informativo celebrado en Tenerife con motivo de una visita a Canarias, ha comentado que "no hay alternativa" y por ello, desde el Gobierno británico se va a "trabajar duro" para explicar un acuerdo que es bueno para Reino Unido.

En esa línea, ha dicho que el Gobierno "tiene el foco" en este tema y está dialogando con sus diputados y con los de otras fuerzas políticas, rechazando que pueda haber una segunda consulta, pues es un proceso arduo que además, tampoco cuenta con el apoyo del partido del Gobierno ni de la primera fuerza de la oposición.

"No veo elecciones", ha apuntado, al tiempo que entiende la "decepción" de España y el resto de Europa con la decisión de salir de la UE, "pero no de Europa", ya que Reino Unido comparte "los mismos valores, retos y amenazas" que el continente, y en las islas se sienten "orgullosos" de acoger a tres millones de habitantes europeos que ayudan a conformar una sociedad "multicultural".

Manley ha valorado que durante el periodo de transición aún "da tiempo" para "prepararse para el futuro" y ser "ambiciosos" con el futuro tratado de libre comercio para lograr "prosperidad y seguridad" y que "beneficie" a las empresas de británicas y comunitarias.

"Tenemos la voluntad por ambas partes de tener una nueva relación profunda y especial que refleje los vínculos históricos y valores que compartimos", ha indicado.

No obstante, ha asumido que "algunas cosas van a cambiar" y se debe alcanzar un "nuevo equilibrio" entre derechos y obligaciones, admitiendo que el brexit "puede afectar", también en Canarias, que recibe más de 6 millones de turistas británicos, con un gasto de más de 5.000 millones de euros, y exporta muchas hortalizas, con una facturación comercial anual entre ambos territorios por valor de unos 200 millones anuales.

LA CONECTIVIDAD AÉREA, UN "PUNTO CLAVE"

Sobre el acuerdo con la UE --pendiente de ratificación por ambos parlamentos--, ha dicho que es "sensato y justo" que Reino Unido pague una factura de unos 40.000 millones de euros por el 'brexit' y se alcancen "acuerdos recíprocos" para garantizar el acceso a la sanidad, sobre el uso de los visados y que las aerolíneas puedan operar con facilidad.

En su opinión, la conectividad es un "punto clave" de las negociaciones y por ello, ha señalado que se debe "trabajar" para que no haya "efectos importantes" en el turismo o en las empresas, especialmente en las islas, ya que los turistas británicos "adoran" Canarias.

Además, no cree que la ligera bajada del turismo esté relacionada con la depreciación de la libra --ha caído casi un 20 por ciento en los últimos dos años-- sino más bien con la recuperación de destinos competidores como Turquía, Egipto o Túnez.

Manley ha descartado que la 'city' de Londres pueda verse afectada por procesos de deslocalización debido a que tiene un "ecosistema" propio que no poseen otras grandes ciudades europeas, avanzando que el mundo financiero "va a cambiar de manera tan profunda" en los próximos años que las más economías más pujantes serán las que más inviertan en nuevas tecnologías.

Con todo, ha insistido en que también se trabaja en la elaboración de planes de contingencia para evitar que haya problemas con los transportes de mercancías, por ejemplo, y aunque ha pronosticado que "va a ser difícil", cree que puede hacer acuerdos "de último minuto para evitar lo peor".

Para leer más