Mogán renuncia a la aprobación de su presupuesto pese a contar con votos de sobra para sacarlo adelante

Actualizado 29/09/2007 18:00:10 CET

Palmas Gran Canaria, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El gobierno local de Mogán renunció ayer a la aprobación de sus propios presupuestos municipales. Las cuentas se llevaron al pleno de la Corporación, pero finalmente se quedaron sobre la mesa por la existencia de varios informes en contra que echaron por tierra la pretensión de los gobernantes, sobre todo después de comprobar que la oposición no estaba dispuesta a apoyar la propuesta.

Los reparos los pusieron el secretario y el interventor, quienes advirtieron de que el gasto en materia de personal superaba el incremento del dos por ciento autorizado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado como subida máxima. El alcalde, Francisco González, intentó por todos los medios que la oposición respaldara su iniciativa. Dijo que ese tope se lo saltan todas las administraciones, que nadie se opuso a los incrementos salariares cuando se aprobaron los convenios, y que las nóminas se han pagado sin ningún tipo de objeción por parte de los órganos fiscalizadores, además de ser un acto formal cuya no aprobación es "una injusticia para los trabajadores".

Sin embargo, los ediles se mantuvieron firmes en su postura hasta que el regidor desistió al no obtener la unanimidad, aunque su equipo de gobierno reúne votos de sobre para sacar las cuentas. En cualquier caso, González se comprometió a presentar de nuevo el presupuesto bajo el paraguas de un informe favorable.

Otro asunto que enfrentó a los concejales fue la actualización del inventario municipal. Este asunto motivó varias preguntas formuladas por la edila de Nueva Canarias Isabel Santiago Muñoz, quien cuestionó la baja del patrimonio de dos parcelas ubicadas en Arguineguín. Según Santiago, esos bienes fueron inscritos el año pasado en el registro de la propiedad a nombre de Juan Santana, que fue en su momento concejal de Urbanismo y alcalde de Mogán.

La concejala sostuvo que esos terrenos fueron cedidos al Ayuntamiento por los aprovechamientos urbanísticos del plan parcial de la zona. De ahí que advirtiera a sus colegas de que podrían cometer un delito contra el patrimonio si respaldaban la iniciativa del alcalde. Además, Santiago criticó que el expediente no estuviera acompañado de los informes pertinentes, entre ellos la declaración de que ese bien queda desvinculado del uso público al que estaba sometido. Por eso inquirió que cómo era posible que esas parcelas estuvieran ocupadas por casas y negocios de particulares desde hace años.

Por su parte, el regidor no quiso dar mayores explicaciones sobre la situación de esos terrenos al pleno. Sólo añadió que la operación de permuta se realizó hace más de diez años y que no tiene por qué cuestionar las decisiones tomadas por otros alcaldes, limitándose a aclarar que lo único que ahora se hacía era actualizar el patrimonio del municipio.